POEMA PARA QUE YO ME LLAME ANGEL GONZALEZ - Ángel González

Para que yo me llame Ángel González,
para que mi ser pese sobre el suelo,
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo:
hombres de todo el mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes
en otro cuerpo nuevo.
Solsticios y equinoccios alumbraron
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos.
De su pasaje lento y doloroso
de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
al último suspiro de los muertos,
yo no soy más que el resultado, el fruto,
lo que queda, podrido, entre los restos;
esto que veis aquí,
tan sólo esto:
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento,
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida
fuerza del desaliento...


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
EL EXTRAVIO - Lourdes Gil
PAIS POETICO EN ROCHESTER - José Luis Rey Cano
CAMPO DE BATALLA - Rafael Alberti
ELEGIAS DE VARONES ILUSTRES DE INDIAS - Juan de Castellanos
EBRIEDAD DE DIOS (4) - Luis Armenta Malpica
DE BALBINA PRIOR
ESTA ENLODADA PIEDRA DE METAL... - Esteban Moore
LA GACELA SALVAJE - Lord Byron

Poemas mas leidos

La plegaria de los niños - Ignacio M. Altamirano
El deseo del sueño, 1 - Francisco Magaña
La profesora - Cintio Vitier
Noche - Federico García Lorca
A los siglos - Juan Ramón Jiménez
Cuentame como vives - Gabriel Celaya
La voz del viento - Ernestina de Champourcin
Guerra (cancion en los campos de marte) - Fernando Rendón
Las morillas de jaen - Federico García Lorca
De la resignacion - Alfonso Calderón


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru