POEMA PASO - Federico García Lorca

Virgen con miriñaque,
virgen de Soledad,
abierta como un inmenso
tulipán. En tu barco de luces
vas
por la alta marea
de la ciudad,
entre saetas turbias
y estrellas de cristal.
Virgen con miriñaque
tú vas
por el río de la calle,
¡hasta el mar!