POEMA POR QUE SE MATO SILVA - Julio Flórez Roa

En lo más abrupto y alto
de un gran peñón de basalto,
detuvo un águila el vuelo:
miró hacia arriba, hacia arriba,
y se quedó pensativa
al ver que el azul del cielo
siempre alejándose iba.

Escrutó la enorme altura
y, con intensa amargura,
sintió cansancio en las alas.
(En la glacial lejanía
el sol moría, moría
entre sus sangrientas galas
bajo la pompa del día).

Y del peñón por un tajo,
miró hacia abajo, hacia abajo,
con desconsuelo profundo;
el ojo vivo y redondo
clavó luego en lo más hondo...
y asco sintió del mundo
¡vio tanto cieno en el fondo!

Si huía el azul del cielo,
si hervía el fango en el suelo,
¿cómo aplacar su tristeza?
Ah, fue tanta su aflicción
que, en su desesperación
se destrozó la cabeza
contra el siniestro peñón.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LA LETRA ESCARLATA - Nathaniel Hawthorne
LOS DE ABAJO - Mariano Azuela
DROGA - Lilian Uribe Gutiérrez
DE LUIS GARCIA MONTERO
DE ARTURO BORJA
EL LOCO, EL TRISTE - Julio Torres Recinos
HAY MISERO DE MI - Pedro Calderon de la Barca
RIMA XXXII - Gustavo Adolfo Bécquer

Poemas mas leidos

Dulce filis, si me esperas - Lope de Vega
Soñaba - Manuel Maria Flores
Huellas del llanto - Julio César Aguilar
Recado - Carilda Oliver Labra
Entonces - César Brañas
Al perderte yo a ti - Ernesto Cardenal
Segunda evasion - Franklin Mieses Burgos
En vez de lagrima (ii) - Carilda Oliver Labra
El cuerpo que tu iluminas - Alejandro Romualdo
Espejito de mano - Jorge Boccanera


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru