POEMA PORTIA
- Oscar Wilde -

Poco me maravilla la osadía de Basanio
De arriesgar todo lo que tenía al plomo,
O que el orgulloso Aragón bajara la cabeza,
O que Marroquí de corazón en llamas se enfriara:

Pues en ese atavío de oro batido
Que es más dorado que el dorado sol,
Ninguna mujer que Veronese mirara
Era tan bella como tú a quien contemplo.

Aún más bella cuando con la sabiduría por escudo
Al vestir la toga severa del jurista
Y no permitieras que las leyes de Venecia cedieran
El corazón de Antonio a ese judío maldito.

¡Oh Portia!, toma mi corazón: es tu debido pago;
No he de objetar a ese aval.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
MAR - María Victoria Atencia
EL BOLERO DEL NO - Johanna Godoy
PARA QUE ME DEFIENDAS - Elías Nandino
DE GERARDO DIEGO
EL PERIQUILLO SARNIENTO - Jose Joaquin Fernandez Lizardi
UN VISITANTE - Mario Vargas Llosa
LA CELESTINA - Fernando de Rojas
COPLAS DE DON JORGE MANRIQUE POR LA MUERTE DE SU PADRE - Jorge Manrique

Poemas mas leidos

Estofado - Luisa Futoransky
Una rosa - Nancy Morejón
Raiz del cielo (ii) - Gerardo Guinea Diez
Entresueño - Juan Ramón Jiménez
Un amante de la comedia humana no deberia hacer pactos de pudor con sus semejantes - Daniel García Helder
Debajo corre el agua - Ángeles Carbajal
No podemos abandonarnos - Salvador Novo
El pajaro del agua - Juan Ramón Jiménez
15 - Pablo Neruda
Asuntos de economia metafisica - Juan Calzadilla


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru