POEMA PROHIBICION DE RESPIRAR - Eduardo Anguita

Vivo en las paredes donde la muerte
tiene colgada su sombra.
Las ventanas cambian de hueco en mano.
De vez en cuando un cielo visita el cielo de mi cerebro,
debido a él los animales se hacen más pesados y caen.
Porque los sonidos fermentan la tempestad,
yo estudio los gestos de los otros,
su mal hábito de irse acabando por los pies,
e insectos cubren mi estrella de la frente.

Tambien puede leer..

ESCENAS DE UNA MENTIROSA Y SU PERRO - Gennifer Choldenko
CANTO XXI - Hugo Lindo
EL RELAMPAGO Y EL MAR (IV) DIOS, AGAZAPADO... - Jorge Fernández Granados
JULIO - Julio Herrera y Reissig
VOY A ROMPER LA NOCHE HASTA DAR CON SU AROMA - Otoniel Guevara
FORMAS DE LA DUDA - André Cruchaga
EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO - Viktor Frankl
NOSOTROS - Lilian Uribe Gutiérrez