POEMA QUIEN SE ACERCA AL ABISMO Y NO LO SABE, 1 - Francisco Magaña

Cuando el camino alargaba hasta dónde su aventura, y la nostalgia inventaba una forma más del desasosiego, sólo un deseo repetían los ojos del visitante: “alumbrarme en tu cuerpo como si alguna vez hubiera en él resucitado”.

Tambien puede leer..

QUE GUAYASAMIN - Jose Maria Arguedas
HOY QUE ES EL CUMPLEAÑOS DE MI HERMANA - Pablo Neruda
DE LUIS DE GONGORA
DOMINGO - Lourdes Casal
JUEGO DE ESPEJOS - Enrique Molina
ÉPICA - José Carlos Becerra
LA CASA - Cintio Vitier
A DOMINGO MARTOS (MI MAESTRO) - Héctor Urruspuru