POEMA QUISQUEYANA - Gastón Fernando Deligne

Mientras combate hermano contra hermano,
la savia tropical fecunda amores,
y cuaja frutos y burila flores,
sin aprensión de invierno ni verano.

Mientras riega la sangre loma y llano,
espíranse de valles y de alcores
voluptuosos arrullos gemidores
que no interrumpe el grito del milano.

Y cuando para el trueno belicoso,
quédense los occisos alazanes,
¡oh, combustión solar!-a lo que arbitres;

que en esta tierra donde no hay volcanes,
donde no hay ofidiano ponzoñoso
ni felino feroz, tampoco hay buitres.

Tambien puede leer..

CANTO PATERNO - Julio Iraheta Santos
LOS BUHOS - Alberto Blanco
EL AHOGADO - José Carlos Becerra
SUSPIRO - José Asunción Silva
DAME - Carlos Edmundo de Ory
OCASO - Lilian Serpas
EL VERDUGO - José de Espronceda
COMO AQUELLA NUBE BLANCA - León Felipe