POEMA RIMA LVIII - Gustavo Adolfo Bécquer

res que de ese néctar delicioso
no te amargue la hez?
Pues aspírale, acércale a tus labios
y déjale después. ¿Quieres que conservemos una dulce
memoria de este amor?
Pues amémonos hoy mucho, y mañana
digámonos: ?¡Adiós!
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru