POEMA SABADOS - Jorge Luis Borges

hay un ocaso, alhaja oscura
engastada en el tiempo,
y una honda ciudad ciega
de hombres que no te vieron.
La tarde calla o canta.
Alguien descrucifica los anhelos
clavados en el piano.
Siempre, la multitud de tu hermosura.
A despecho de tu desamor
tu hermosura
prodiga su milagro por el tiempo.
Esta en ti la ventura
como la primavera en la hoja nueva.
Ya casi no soy nadie,
soy tan solo ese anhelo
que se pierde en la tarde.
En ti esta la delicia
como esta la crueldad en las espadas. Agravando la reja esta la noche.
En la sala severa
se buscan como ciegos nuestras dos soledades.
Sobrevive a la tarde
la blancura gloriosa de tu carne.
En nuestro amor hay una pena
que se parece al alma. Tú
que ayer solo eras toda hermosura
eres tambien todo amor, ahora.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
TARDIO APRENDIZAJE - Elías Nandino
BLANCA OLMEDO - Lucila Gamero de Medina
VIENDO CAER EL TIEMPO - Agustín Labrada Aguilera
LA NIÑA DE LA ESTACION - Rafael de Leon
ELOGIO DE LA QUIETUD - Alfredo Buxán
JUGGERNAUT - Jorge Carrol
ESTE SABOR DE LAGRIMAS (33) - Julia Prilutzky
LA DIVINA COMEDIA - Dante Alighieri

Poemas mas leidos

Yo vivi en un pais, señorita - Eugenio Martínez Orantes
Taberna - Antonio Cisneros
Indolencia - Alfonsina Storni
Fabula inefable de la niña loca - Franklin Mieses Burgos
Manhattan - Jorge Carrol
He visto - Alfonso Calderón
Evocacion para entrar en los ojos de emma bovary - Javier Alvarado
A la patria - Manuel Acuña
Las fieras - Ernesto Mejía Sánchez
Las falenas con sus pubis al alba - Carmen Berenguer


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru