POEMA SOLDADITOS DE CRISTAL - Francisco González Léon

Lluvia del aguacero,
lluvia de agujas de acero,
lluvia llena de olores y de ruidos
que me mueves el alma y los sentidos.

Qué lejana visión en ti se afina:
Cuando eras citadina...
Cuando eras pueblerina...
Cuando eras campesina...

La urbe episcopal, vieja y lontana...
mi pueblo... mi casona... mi ventana...
la granja con su olor a mejorana...
Fresca siempre al caer y siempre bella;
pero ya no eres aquella:

La que con mi devoción
rezaba su honda oración
allá dentro de aquel hueco
barítono canalón.

Cuando eras agua bendita
para mi alma que contrita
y neófita en su emoción,
acaso en ti comulgaba
su pristísima comunión.

Cuando soñaba y soñabas,
cuando te hablaba y me hablabas,
cuando eran alma las cosas,
cuando del patio ancestral
marchabas sobre las losas
en un desfile marcial
de infinitos soldaditos
de ejércitos de cristal.

Tambien puede leer..

AL MONTE SANTO DE GRANADA - Luis de Góngora
HORAS NEGRAS - Antonio Plaza
UN GRITO DESESPERADO - Carlos Cuauhtemoc Sánchez
LA HORA DE LAS TINIEBLAS - Rafael Pombo
EL POEMA DE HIERRO - Luis Benítez
NO HABLEN DE HUIDAS... - Jacqueline Goldberg
EL SILENCIO - Federico García Lorca
DE JOSÉ EUGENIO SÁNCHEZ