POEMA SONETO LIV - Juan Boscán

Ha tanto ya que mi desdicha dura,
que en esto solo tuve mi esperanza;
esperé de fortuna su mudanza,
que por mí no negara su natura.

Entendióme, yo pienso, la ventura,
y ha tornado al revés mi confianza;
que por tenerme siempre so la lanza,
firme se ha hecho, y de su ser no cura.

Para bien destruirme, se destruye;
deja de ser, por ser contra mí fuerte;
sus leyes naturales en mí vence.

Pensé do no hay razón, que hubiera suerte;
agora sé que el mundo ya me huye;
y es fuerza que otro mundo se comience.

Tambien puede leer..

LA NIÑA DE GUATEMALA - Jose Marti
EL POLVO DEL SABER - Julio Ramon Ribeyro
NUESTRO SALIERI - Diego Maquieira
HOROSCOPO DEL SIGNO ZODIACAL ACUARIO
CRIMEN - Elías Nandino
MATERNIDAD - José Pedroni
DETENTE SOMBRA DE MI BIEN ESQUIVO - Sor Juana Ines de la Cruz
GRIETA MATINAL - Álvaro Mutis