POEMA SONETO VIII - Garcilaso de la Vega

De aquella vista buena y excelente
salen espirtus vivos y encendidos,
y siendo por mis ojos recibidos,
me pasan hasta donde el mal se siente.

Entránse en el camino fácilmente,
con los míos, de tal calor movidos,
salen fuera de mí como perdidos,
llamados de aquel bien que está presente.

Ausente, en la memoria la imagino;
mis espirtus, pensando que la vían,
se mueven y se encienden sin medida;

mas no hallando fácil el camino,
que los suyos entrando derretían,
revientan por salir do no hay salida.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
ME DA USTED CANDELA - Rafael de Leon
HAIKU - Javier Sologuren
A GANIMEDES - Juan de Arguijo
DESPEDIDA - Jorge Luis Borges
DE FEDERICO HERNÁNDEZ AGUILAR
SPLEEN OXIDADO - Jorge Carrol
JUAN VELASCO ALVARADO
ALASTOR , EL ESPIRITU DE LA SOLEDAD - Percy Bysshe Shelley

Poemas mas leidos

Despecho - Antonio Plaza
Juguetes - Juan Gelman
Requiescat - Oscar Wilde
Melancolia - Alfredo Buxán
Rima lxix - Gustavo Adolfo Bécquer
Vientos del pueblo me llevan - Miguel Hernández
El rosario de la aurora (y de la noche) - Giovanna Pollarolo
El amigo ido - Salvador Novo
Dar vueltas... - Carmen Rosa Orozco
Nocturno a rosario - Manuel Acuña


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru