POEMA SONETO XXII - Garcilaso de la Vega

Con ansia extrema de mirar qué tiene
vuestro pecho escondido allá en su centro,
y ver si a lo de fuera lo de dentro
en apariencia y ser igual conviene,

en él puse la vista: mas detiene
de vuestra hermosura el duro encuentro
mis ojos, y no pasan tan adentro
que miren lo que el alma en sí contiene.

Y así se quedan tristes en la puerta
hecha, por mi dolor, con esa mano
que aun a su mismo pecho no perdona;

donde vi claro mi esperanza muerta.
y el golpe, que os hizo amor en vano
non esservi passato oltra la gona.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
GRANDE Y SABIO - Concepción Estevarena
EL ZORRO DE ARRIBA Y EL ZORRO DE ABAJO - Jose Maria Arguedas
EL RETRATO OVAL - Edgar Allan Poe
MAR DE FONDO (II) - Francisco Hernández
BUEN VIAJE, SEÑOR PRESIDENTE - Gabriel García Márquez
LA CAJA DE PANDORA - Françoise Roy
REPORTAJE - José Hierro
ELEGIA POSIBLE - José María Hinojosa

Poemas mas leidos

Balada interior - Federico García Lorca
Te vi llorar - Lord Byron
La duquesa job - Manuel Gutiérrez Najera
A don luis de gongora - Lope de Vega
H.o. - Jorge Luis Borges
September eleven - Alfonso Quijada Urías
Los atlantes - Daniel Chirom
La verdad - José Antonio Ramos Sucre
Carnaval - José Antonio Ramos Sucre
Malestar y noche - Federico García Lorca


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru