POEMA SONETO XXIII - Garcilaso de la Vega

En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
ESCENA XII - José Zorrilla
YO NO SE - Jorge Hübner Bezanilla
ALGUIEN - Rafael Alberti
FABULA LA ZORRA Y EL CUERVO HAMBRIENTO - Esopo
CANCIONES - Jarchas mozárabes
CRITICAS A LA VIDA POLITICA - Armando Uribe Arce
ELEGIA FRENTE AL RIO - Efraín Bartolomé
CUATRO O SEIS DESNUDOS HOMBROS - Luis de Góngora

Poemas mas leidos

No fluye sangre - Isla Correyero
La promesa - Juana de Ibarbourou
El rio - Javier Heraud
Isotermia - Marita Troiano
Dibujo de la fuga (iii) - Claudia Lars
El beso de safo - Efrén Rebolledo
Playeras - Justo Sierra
Breve romance de la ausencia - Salvador Novo
Ojos verdes - Rafael de Leon
Del fracaso - Jose Angel Buesa


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru