POEMA SONETO XXXVI - Garcilaso de la Vega

Siento el dolor menguarme poco a poco,
no porque ser le sienta más sencillo,
más fallece el sentir para sentillo,
después que de sentillo estoy tan loco.

Ni en sello pienso que en locura toco,
antes voy tan ufano con oíllo,
que no dejaré el sello y el sufrillo,
que si dejo de sello, el seso apoco.

Todo me empece, el seso y la locura;
prívame éste de sí por ser tan mío;
mátame estotra por ser yo tan suyo.

Parecerá a la gente desvarío
preciarme de este mal, do me destruyo:
y lo tengo por única ventura.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LA PUERTA INFRANQUEABLE - Gustavo Ossorio
RAPTO EN LA CATEDRAL DE CUZCO - Diego Maquieira
DE ALFONSO X EL SABIO
BRITÁNICO - Jean Racine
CESAR VALLEJO
DOLIENTES MADRIGALES - Manuel Machado
“A nadie te pareces desde que yo te amo.”
DE LUIS RIUS AZCOITA

Poemas mas leidos

Cazador - María Antonieta Flores
El futuro - Julio Cortazar
Cuerpo (12) - María Auxiliadora Álvarez
Amor - Salvador Novo
Oriental - José Zorrilla
Celebracion de la memoria (iv) - Jorge Ruiz Dueñas
Conformidad - Carmen Conde Abellán
Esclava - Laura Elena Alemán
Y vuelvo a verme ciñendome de nuevo a su cuerpo... - Guillermo Sucre
La corporeidad de lo abstracto (mujer...) - Juan José Domenchina


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru