POEMA TERRITORIOS DE UN CUERPO (VII) - Jenaro Talens

DETRÁS de mi silencio oíste 'no',
cuando quise decirte que no hay olas sin
la polilla del tiempo, su escozor,
o el duermevela de un escalofrío.
De mi antigua ambición no queda nada,
quizá no más de un torpe balbuceo
quemado en el rescoldo de tu boca.
Déjame a solas con la muerte.
Para impregnarme de tu luz
fue necesaria la tiniebla.
Luego, al quebrar el alba,
con un desasosiego
que tiende a confundirse con la oscuridad
busco tus ojos en los míos
para que me confirmen que viví. ¿Me entiendes?
También yo, como el sol, me pondré un día.
Escribiré un poema sin mujer, sin nada,
y al leer las palabras que dan forma a mi rostro
tal vez no adviertas que no estoy. Abrázame.
Pido la vez para apagar el sol.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
DE LA BREVEDAD ENGAÑOSA DE LA VIDA - Luis de Gongora
TE QUIERO COMO A NADIE - Martin Galas
JOSE MARIA EGUREN
PROSCENIO - Fa Claes
LOS JEFES - Mario Vargas Llosa
DE EUGENIO MARTÍNEZ ORANTES
ELOGIO DE LO MISMO - Gabriel Zaid
EL POETA Y LA ESPOSA - Julio Iraheta Santos

Poemas mas leidos

Sesenta y ocho - Fa Claes
Hasta el solido banco... - Juan Carlos Suñén
Una postal de nieve - Félix Grande
Renacimiento - Antonio Machado
Esperanza - Ángel González
Historia del pensamiento - Manuel Acuña
Irreverente dios - Claudia Casal Toledo
Cuando regreses - Laura Victoria
Soneto (a claudia lars) - Alfonso Orantes
El alma tremula y sola - José Martí


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru