POEMA TORPEDO
- Ricardo Palma -

Hablaba un diputado en el Congreso
de Lima, Quito, Bogotá o Santiago
pues fiel memoria de lugares no hago
y nada importa el sitio del suceso.

-Si queréis gloria, libertad, progreso,
a Roma contemplad. Mirad que estrago
causa el puñal de un Bruto dando en pago
de tiranía vil muerte a un obseso.

¡Y Roma se salvó! Mas un tunante
de aquellos que en la barra echan venablos
gritó, del aguardiente en los eructos:

Esa es grilla, señor preopinante
Si un bruto salvó a Roma, ¿cómo diablos
No salvan a esta patria tantos brutos?


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
FARMACIA DE GUARDIA - Carmen Martín Gaite
TORMENTA - Mario Benedetti
DE GARCILASO DE LA VEGA
EL QUE A SU MUJER PROCURA - Luis de Góngora
PERDIDA - Francisco Álvarez
LA GALLINA DEGOLLADA - Horacio Quiroga
EL SONIDO AZUL DE LOS ABISMOS - Pablo Cassi
EL HOMBRE QUE CALCULABA - Malba Tahan

Poemas mas leidos

La vieja fotografia - Eduardo Langagne
20 - Pablo Neruda
Mas sabes que los astros - Concepción Silva Bélinzon
De las frutas - Jose Santos Chocano
Mexico canta en la ronda de mis canciones - Jaime Torres Bodet
Rima xviii - Gustavo Adolfo Bécquer
Porque me quite del vicio - Carlos Rivas Larrauri
Hoy me siento un arbol cargado de lluvia - Eli Galindo
Botella al mar - Jorge Teillier
Cantar del tiempo en la tierra (elegia) (poemas del i al x) - María Cristina Orantes


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru