POEMA TRANVIA NOCTURNO
- Antonio Cisneros -

Sido como fui el fauno real de Niza, la pantera -de
Argel- en el Hyde Park, gárgola alegre del
valle de Huamanga,
oh vedme convertido en el gorgojo tuerto del Danubio:
pimientos y vigilias sin rumbo y sin respuesta.

Virgen necia entre las vírgenes prudentes, un solo ojo
apestado que no ve
el cielo atrás del cielo, el triunfo de los hombres
que vendrán.

Sin lámpara de aceite que descubra las más verdes colinas
en los ojos
de un borracho fondeado en el tranvía a la hora del búho.

Campos de ámbar y avena que no oteo, gorgojo que ahora
evito:

No hay días venideros, apenas un tranvía cargado de
borrachos
como un carbón prendido entre la niebla.

Tambien puede leer..

LA VISITA DEL ANGEL - Miguel Florián
MIEDO - Gabriela Mistral
ORGULLO Y PREJUICIO - Jane Austen
MIS ENLUTADAS - Manuel Gutiérrez Najera
OLVIDADO DE SILENCIO Y MANCHA - María Eugenia Caseiro
A UN TRISTE - Manuel Gutiérrez Najera
ESCOMIENZA LA VIDA DEL GLORIOSO - Gonzalo de Berceo
TE DOY CLAUDIA ESTOS VERSOS - Ernesto Cardenal