POEMA YO PECADOR
- Abraham Valdelomar -

Mi boca fue a manera de un ático panal
do acudieron los besos en lírico tropel,
abejas amorosas que llenaron de miel
mi espíritu sediento y mi carne mortal.

Ha gravitado en mi alma, sincera y vertical,
la voz inexorable y cóncava, de aquel
de testa fascinante que al bíblico vergel
arrancó la manzana con giros de espiral.

Soy, Señor, de tus siervos, quien más ha delinquido:
el no poder amar fue mi pena más honda,
el no poder besar fue mi mayor tormento.

Dame, de tus castigos, la acre copa redonda;
y pues soy de tus siervos el que más te ha ofendido,
yo te pido perdón.. ¡pero no me arrepiento!


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
INTESTINO - José Watanabe
DETERMINARSE Y LUEGO ARREPENTIRSE... - Juan de Tassis y Peralta
NOCHE SERENA - Fray Luis de Leon
HAY DIAS - Ana María Ardón
SOPLOSORBOS - Oliverio Girondo
TRADICION EL CLARIN DE CANTERAC - Ricardo Palma
TAEDIUM VITAL - Oscar Wilde
EN EL BAÑO - Manuel Maria Flores

Poemas mas leidos

Conticinio - Jorge Ortega
Mar de fondo (xx) - Francisco Hernández
Los pericos pasan - Alfredo Espino
Desde lejos - Delmira Agustini
La ausencia - Juan Ramón Jiménez
Voces - Carlos Penelas
Año nuevo - Hermanos Quintero
Torpedo - Ricardo Palma
Nil admirari - Maurice Echeverría
Cuando nos separamos - Lord Byron


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru