Poemas de ABEL ALARCÓN


La abadesa
Por el jardín paseaba la Abadesa
Leyendo una oración de su breviario
Sus ojos eran de un azul turquesa,
Su tez como el marfil de su rosario.

Pascua
Elevó, adusto, el sacerdote anciano
de ácimo pan la nítida blancura;
trazo el signo de un símbolo su mano
y consumo la mística figura.


Tambien puede leer..

MONOLOGO - Octavio Paz
LA MUERTE AL OTRO LADO DE LA CAMARA - Aurora Luque
HOMERO
LOS JARDINES DE AFRODITA (VII) - Francisco Villaespesa
HAY UN DIA FELIZ - Nicanor Parra
EL SILENCIO - Francisco Pino
RIMA XXII - Gustavo Adolfo Bécquer
LA PRODIGIOSA TARDE DE BALTAZAR - Gabriel Garcia Marquez