Poemas de ANTONIO ALIBERTI


Cuando muchacho...
Cuando muchacho
me detenía a soñar
en el cuarto más oscuro de la casa
desde donde, los ruidos cotidianos,

Destino
Quien anda de viaje se lleva todo lo
que tiene, también la fiebre.


El pecado
Todos hemos de pagar,
los que aman y los que no,
los que muestran la frente
y los que se ocultan del sol,

Generaciones
Acurrucado entre fajas sábanas
bulto bajo la colcha prendido a la almohada
(posición fetal)


Las dos vidas
Si a un cierto punto me miras te miro
(nada extraño entre dos que comparten
el pan y la rutina)


Los amantes
Con la carne en paz se miran
los amantes;
traen de otros aires la levedad
del tiempo.

Saludo al amigo
A Roberto Santoro


No es que a veces me olvide,

Sucede, de noche
Sombra que exhala el alcohol de la noche

la carne celebra en los rincones


Uno aprende a entregarse poco a poco...
Uno aprende a entregarse poco a poco;
es una antigua costumbre de la piel,
casi una rutina permanente.



Tambien puede leer..

CUANDO LLEGUE LA NOCHE - Ernestina de Champourcin
LOS MIOS - Hebert Abimorad
POEMA CII - Dulce María Loynaz
DE FILOTEO SAMANIEGO
FRACASO - Eliseo Diego
DE CARLOS AUGUSTO SALAVERRY
AUSENCIA DE DIOS - Mario Benedetti
IL COURE - Mario Benedetti