Poemas de ARTHUR RIMBAUD


A la música
ur Rimbaud -

A la plaza que un césped dibuja, ralo y pobre,
y donde todo está correcto, flores, árboles,
los burgueses jadeantes, que ahogan los calores,

Acaso no imaginas
hur Rimbaud -

¿Acaso no imaginas por qué de amor me muero?
La flor me dice: ¡Hola! ¡Buenos días!, el ave.
Llegó la primavera, la dulzura del ángel.

Aventura
ur Rimbaud -

I
Con diecisiete años, no puedes ser formal.
-¡Una tarde, te asqueas de jarra y limonada,

Canto de guerra parisino
hur Rimbaud -

La Primavera ya llegó:
del fondo de las Fincas verdes,
el vuelo de Tiers y Picard,

El aguinaldo de los huérfanos
hur Rimbaud -

                             &

El ángel y el niño
ur Rimbaud -

El nuevo año ha consumido ya la luz del primer día;
luz tan agradable para los niños, tanto tiempo esperada y tan pronto olvidada,
y, envuelto en sueño y risa, el niñ

El aparador
hur Rimbaud -

Un gran aparador tallado -el roble oscuro
emana la bondad de los viejos, tan viejo;
está abierto, y su fondo vierte, cual vino añejo,

El baile de los ahorcados
hur Rimbaud -

En la horca negra bailan, amable manco,
bailan los paladines, los descarnados danzarines del diablo;
danzan que danzan sin fin

El corazón robado
hur Rimbaud -

¡Mi triste corazón babea a popa,
mi corazón que colma el caporal
y me vierten en él chorros de sopa,

El mal
hur Rimbaud -

Mientras que los gargajos rojos de la metralla
silban surcando el cielo azul, día tras día,
y que, escarlata o verdes, cerca del rey que ríe

La durmiente del valle
ur Rimbaud -

Un hoyo de verdor, por el que canta un río
enganchando, a lo loco, por la yerba, jirones
de plata; donde el sol de la montaña altiva

Las despiojadoras
ur Rimbaud -

Cuando la frente infante, con sus rojas tormentas
convoca al blanco enjambre de los sueños difusos,
llegan junto a su cama dos hermanas risueñas

Los labios cerrados
hur Rimbaud -

Existe en Roma, en la Sixtina
cubierta de emblemas cristianos
una vitrina escarlatina

Los poetas de siete años
hur Rimbaud -

Y la Madre, cerrando el libro del deber
se marcha, satisfecha y orgullosa; no ha visto
en los ojos azules y en la frente abombada,

Sol y carne
ur Rimbaud -

I
El sol, hogar de vida radiante de ternura,
vierte su ardiente amor sobre el mundo extasiado;

Vocales
ur Rimbaud -

A negro, E blanco, I rojo, U verde, O azul: vocales
algún día diré vuestro nacer latente:
negro corsé velludo de moscas deslumbrantes,

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru