Poemas de BERNARDO ORTIZ DE MONTELLANO


Ese busto de yeso
Ese busto de yeso que respira
lunas de noche antiguas y metales
rodillas mutiladas desiguales
que si la noche cubre el sueño mira.

No la amante
No la amante, el amor. La singladura
de la noche que arrastra fuego frío
por las venas del sueño, poderío
de la encendida palidez oscura.

Paraiso del aire
Paraíso del aire congelado,
muerte de cielo y tierra celadores.
¿De qué color los ojos? Los colores.
más por su vibración que por su grado.

Tiempo
Porque el tiempo se mide, no se cuenta,
su luz a la distancia sobrevive,
el aire pierde espacio en la tormenta
y en el suelo extraño se percibe.

Trompo
El trompo que gira músicas menores
movido, sin tregua, por tenue cordón,
el trompo de siete colores
¿no es un cor

Tu
Una historia. Dos letras
que bordaron tus manos en mi vida.
¡Abecedario de las cosas muertas
en el pañuelo blanco de los


Tambien puede leer..

EL NIÑO - Pablo Antonio Cuadra
SIEMPRE - María Monvel
PALABRAS PROFETICAS - Gerardo Diego
DE JUAN RAMON JIMENEZ
FLORES A MI - Pedro Bonifacio Palacios
CORAZON PONTE EN PIE - Abraham Valdelomar
ARQUEOLOGIA - Eliseo Diego
LA DEFENSA DE PAN (II) - Francisco Antonio Gavidia