Poemas de CARMEN GONZÁLEZ HUGUET


Aire solo
Aire sólo, fervor que callo y digo,
palabra que te nombra y te delata,
que te eleva en su vuelo o te maniata:
en mi boca te encierro o te prodigo.

Amor, eres lo unico que tengo
Amor, eres lo único que tengo,
agua que entre mis dedos se diluye,
que cuanto más persigo, más me huye,
por más que mi penar sin fin prevengo.

Brasa en la llaga
Brasa en la llaga, sal en cada herida,
sombra en el sol, carámbano en el fuego,
río de luz que fluye en ojo ciego,
brújula encandilada y confundida.

Cantos de la confrontacion (i)
"Morir no hiere tanto.
Nos hiere más vivir...



Cantos de la confrontacion (ii)
Hoy puedo imaginar
el futuro sin ti.
Pero no me interesa.


Cantos de la confrontacion (iii)
Ay, los de siempre
habrán de repetir hasta la saciedad aquello
de que toda debilidad
tiene en nosotras su morada.

Cantos de la confrontacion (iv)
Sin embargo,
ningún oprobio ha conseguido
quitarnos el caudal de la ternura.


Donde acaba el silencio (del i al vi)
Allá, donde los caminos se borran,
Donde acaba el silencio,
Invento...
La mente que me concibe,

Espejos incendiarios
I

Amor que desazonas lo que tocas
y que al fuego le das color de olvido,

Estirpe
Territorios de harina
levantados tan sólo en homenaje
al paladar del hambre,
no a la gula.

La amante (i)
Un lento derramarse, un cielo en fuga,
un crepúsculo muerto sobre el agua.
Una raíz de sal que te sumerge
en la hondura más negra de su grito.

La amante (ii)
Dicen, suspiran, nombran, llaman, cantan.
Arrullan o se agitan, iracundas,
dan nombre al mundo y al nombrarlo crean
la realidad feroz de su quimera.

La amante (iii)
Sedienta de tus vértigos a gritos,
del remolino mutuo que se bebe
juntos la sed, el agua, la marea
de la ebriedad...

La amante (iv)
¿Qué puedo hacer con este mar indócil
que agita sus oleajes en mi pecho?
¿Cómo se emplea una marea inútil
de besos que no encuentran otra boca?

La enemiga
La sierva.
Nunca amante, ni amada,
ni la amorosa compañera,
ni la amiga.

Locuramor

Locuramor gritando su batalla,
desde un cielo sin luz, inexpresado.
Me creciste de pronto en el costado

Matlalpapalotl (morpho hyacinthus)
Un beso del espacio huyendo herido,
un beso del relámpago sujeto,
un colibrí diluído, un cielo inquieto,
un incendio de mar estremecido.

Memento mori
"...y no halle cosa en que poner los ojos
que no fuera recuerdo de la muerte"


Memorial de agravios
Para Yadira Calvo


Porque el blanco odia al negro

Oficio de mujer
"Tú miras. Desde lejos
ves el dulce universo que diriges.
Y mis labios perplejos


Oscuro
"La noche viene de la noche.
Todo lo ciega en sus pupilas..."

José Roberto C

Palabra de diosa (del i al xii)
I

Mi delicada flor se abre.
Tu luz penetra:

Puta
Rosario dixit

No es el reptil
que tienta con su boca ávida

Sin embargo, el amor (del i al xiv)
Tu cuerpo de sí mismo se desata
Y cae y se dispersa tu blancura
Y vuelves a ser agua y tierra oscura.


Sonetos corporales
Tallo fecundo, de botón florido
con cálida corola coronado,
clavel triunfante, fuiste levantado
por empuje de sangre, recio, erguido.

Vertigo
"...Del girasol no importa la figura,
sino el amor inmenso que lo mueve..."



compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru