Poemas de CECILIA MEIRELES


Carta
Yo, sí -¿Pero y la estrella de la tarde, que subía y descendía
de los cielos cansada y olvidada?
¿Y los pobres, que golpeaban las puertas, sin resultado, haciendo
vibrar

Infancia
Se llevaron las rejas del balcón
desde donde la casa se avistaba.
Las rejas de plata.


Resurreccion
No cantes, no cantes, porque vienen de lejos los náufragos,
vienen los presos, los tuertos, los monjes, los oradores,
los suicidas.
Vienen las puertas, de nuevo, y el frío

Retrato
Yo no tenía este rostro de hoy,
tan calmo, tan triste, tan delgado,
ni estos ojos tan vacíos,
ni este labio amargo.

Sugestion
Sucede así –cualquier cosa
serena, libre, fiel.
Flor que se cumple, sin pregunta.
Ola que se violenta, a causa de ejercicio indiferente.



Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
DE MIGUEL D´ORS
FRUTOS DE LA EDUCACION - Felipe pardo y Aliaga
EL PASO DE LOS AÑOS - Javier Sologuren
NOCTURNO - Igor Barreto
EL ALTAR DE LOS ESPEJOS - Luis Alberto Ambroggio
LA TARDE VA CAYENDO EN SU GRIS - Harold Alvarado Tenorio
TEST - Alfonso Gumucio Dagron
LOS DIAS SIN SOL - Manuel Machado

Poemas mas leidos

Conversaciones conmigo mismo - Gonzalo Osses – Vilches
Esfinges suelen ser - Olga Orozco
Una postal de nieve - Félix Grande
A una niña - Antonio Plaza
Estrellas que entre lo sombrio - José Asunción Silva
Y te busque por pueblos - José Martí
Las sirenas - Antonio Porpetta
Vere por ti - Miguel de Unamuno
Dialogo con un retrato - Alí Chumacero
Finjamos que soy feliz - Sor Juana Ines de la Cruz


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru