Poemas de CONCHA MÉNDEZ


Alameda
Alameda:
guarda bien
mis siete años primeros.


Automovil
Automóvil
Una cantata de bocina.
Gusano de luz por la calle sombría.


Balada
Agua pura corría
por el piano.
Dulcemente salía
del cauce de sus manos.

Como galopa la sangre...
¡Cómo galopa la sangre!
¡Qué difícil detenerla
para que nos vaya al paso
cuando vive con tal fuerza!

Fantasmas de hielo y sombra...
Fantasmas de hielo y sombra
animados y sin alma
me cercan por todas partes
adondequiera que vaya.

La isla
Deslizándome en el agua
hasta la Isla he venido.
He vagado entre sus brisas.
Y por su costa he corrido.

La pescadora
No quiero la pipa curva,
ni tu pañuelo bordado,
ni las rosas –los domingos-
ni el cestillo con pescado.

Madrigal
Ven a mí que vas herido
que en este lecho de sueños
podrás descansar conmigo.


Malva y rosa
A Guillermo de Torre




Me gusta andar de noche...
Me gusta andar de noche las ciudades desiertas,
cuando los propios pasos se oyen en el silencio.
Sentirse andar, a solas, por entre lo dormido,
es sentir que se pasa por entre un

Medianoche
Medianoche.
Canción negra.
¡Y canta mi única estrella!...


Mi ventana
El viento
bate espadas de hielo.

-No abriré la ventana-

No es aire lo que respiro...
No es aire lo que respiro,
que es hielo que me está helando
la sangre de mis sentidos.
Tierra que piso se me abre.

Recuerdo de sombras
Sobre la blanca almohada,
más allá del deseo,
sobre la blanca noche,
sobre el blanco silencio,

Se desprendio mi sangre...
Se desprendió mi sangre para formar tu cuerpo.
Se repartió mi alma para formar tu alma.
Y fueron nueve lunas y fue toda una angustia
de días sin reposo y noches desveladas.

Se mire donde se mire...
Se mire donde se mire,
nada se ve por la tierra,
que la luz ya no es la luz,
que es sombra negra y sin tregua

Si turbia la razon...
Si turbia la razón y roto el sueño
paso a ser una sombra entre mortales,
quede de mí la luz que ahora me guía
antes de ser mi sombra larga noche.

Todo, menos venir para acabarse...
Todo, menos venir para acabarse.
Mejor rayo de luz que nunca cesa;
o gota de agua que se sube al cielo
y se devuelve al mar en las tormentas.

Uno de esos instantes...
...'Desde el umbral de un sueño me
llamaron'...


Vine
Vine con el deseo de querer a las gentes
y me han ido secando mi raíz generosa.
Entre turbias lagunas bogar veo a la Vida.
Deja estelas de fango, al pasar, cada cosa...

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru