Poemas de CORAL BRACHO


Argumento
El aire es denso para mí
como el agua.
Mi vuelo es real
porque mi sensación del aire

Con abismada transparencia
Eres el fuego del inicio.
Eres la luz
en el instante sabio
de hacinarse en el agua.

De sus ojos ornados de arenas vitreas
Desde la exhalación de estos peces de mármol;

desde la suavidad sedosa


Desde esta luz
Desde esta luz que incide, con delicada
flama,
la eternidad. Desde este jardín atento,
dede esta sonbra.

El amor es su entornada sustancia
Encendido en los boscajes del tiempo, el amor
es su entornada sustancia. Abre
con hociquillo de marmota,
senderos y senderos

En la humedad cifrada
Oigo tu cuerpo con la avidez abrevada y tranquila
de quien se impregna (de quien
emerge,
de quien se extiende saturado,

Imagen al amanecer
El agua del aspersor cubría la escena
como una niebla,
como una flama blanquísima, dueña
de sí misma, de su brotar cambiante, de su pulso

La brisa
La brisa toca con sus yemas
el suave envés de las hojas. Brillan
y giran levemente.
Las sobresalta y alza

La penumbra del cuarto
Entra el lenguaje.

Los dos se acercan a los mismos objetos. Los tocan
del mismo modo. Los apilan igual. Dejan e ignoran

Las aves ven
Es el arco
que encierra
y que sostiene la imagen:
la plenitud del mar. Luz

Mariposa
Como una moneda girando
bajo el hilo de sol
cruza la mariposa encendida
ante la flor de alba

Peces de piel fugaz
El borde es una boca finísima, una escisión aguda y deslumbrante
—el negro como una forma de luz que marca orillas, espacios entor-
pecidos, fuegos limítrofes—. A medida que avanzo el ag

Que ahorita vuelve
Te hace una seña con la cabeza
desde esa niebla de luz. Sonríe.
Que sí, que ahorita vuelve.
Miras sus gestos, su lejanía,

Sobre el amor
Encendido en los boscajes del tiempo, el amor
es deleitada sustancia. Abre
con hociquillo de marmota, senderos y senderos
inextricables. Es el camino de vuelta

Sobre las mesas: el destello
El rizoma, como tallo subterráneo (...)
tiene, en sí mismo, muy diversas for-


Sus brillos graves y apacibles
Vivo junto al hombre que amo;
en el lugar cambiante;
en el recinto que colman los siete vientos. A la orilla del mar.
Y su pasión rebasa en espesor las olas.

Tus lindes: grietas que me develan
We must have died alone,
a long long time ago.


Una avispa sobre el agua
La superficie del agua es tensa
para una avispa,
es un sendero múltiple fluyendo siempre
como el tacto del tiempo

Una luciernaga bajo la lengua
Te amo desde el sabor inquieto de la fermentación;
en la pulpa festiva. Insectos frescos, azules.
En el zumo reciente, vidriado y dúctil.
Grito que destila la luz:

Una piedra en el agua de la cordura
Una piedra en el agua de la cordura
abisma las coordenadas que nos sostienen
entre perfectos círculos


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru