Poemas de Enrique Díez-Canedo


El desterrado
Todo lo llevas contigo,
tú, que nada tienes.
Lo que no te han de quitar
los reveses

En el golf de punta carreta
(Montevideo)


Y un día entre los días ¿qué misteriosa mano

Han venido los hungaros
Han venido los húngaros, hermana,
osos de tardo andar, monos ladinos
lleva la miserable caravana.
Son los hombres esbeltos y cetrinos.

Mar pagano
La voz del mar es un clamor de furia,
de paroxismo. En el temblor del agua,
con espasmos de amor y de lujuria,
tal vez un mito divinal se fragua.

Oracion en el jardin
Yo me quiero morir como se muere
todos los años el jardín, y luego
renacer de igual modo que renace
todos los años el jardín. Se han ido



Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
CONTRASTE - Josefa Murillo
QUIZAS TE DIGA UN DIA - Jose Angel Buesa
ME HE VUELTO CEREMONIOSA... - Jacqueline Goldberg
Y TODAS LAS COSAS QUE A MI AMOR CONTEMPLABAN... - Homero Aridjis
TODAS LAS SANGRES - Jose Maria Arguedas
SONETO I - Garcilaso de la Vega
TIEMPO - Álvaro García
EL PISTOLERO - Justo Braga

Poemas mas leidos

El vigilante de la nieve (ix) - Antonio Gamoneda
Notaria - Fa Claes
Espejos incendiarios - Carmen González Huguet
Escaparates - Justo Braga
Y vuelvo a verme ciñendome de nuevo a su cuerpo... - Guillermo Sucre
Pedida luz - Isabel Abad
Chela - Juan Daniel Perrotta
El vigilante de la nieve (x) - Antonio Gamoneda
Basta una mochila - Consuelo Hernández
La desconfianza - José María de Heredia


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru