Poemas de Eugenio Martínez Orantes


Aida
La primera brasa que tuve
se llamaba Aída.
Tenía el pelo alegre
como un trigal sembrado en una perla,

Los soldados, señorita
Los soldados,
señorita,
son tan humanos como usted.
Ellos también tienen sueños,

Maria twist
María Twist era alegre, muy alegre,
reía, cantaba,
y nada tenía para ella
el más mínimo valor.

Señorita, usted es la primavera
Señorita:
Usted es una primavera
total,
definitiva.

Tu estas segura de que yo te amo
Tú estás segura de que yo te amo.
Pero también estás segura de otras cosas
que nos amarran, que nos detienen, que nos alejan,
que nos lanzan por caminos extraños…

Viaje sin regreso
A veces me parece que no debo
continuar navegando en tu marea,
que con furia la proa me golpea...
Y mi gran osadía desapruebo.

Yo vivi en un pais, señorita
Señorita:
Yo viví en un país que cantaba.
Cantaba con los fuertes brazos
y los desnudos pies de sus indígenas.



Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
A UN MEDICO TUERTO - Juan del Valle Caviedes
JULIO CORTAZAR
BUSQUEDAS - Eduardo Langagne
MIRADOR UMBRIO - José Lupiáñez
DECALOGO DEL ARTISTA - Gabriela Mistral
CÁNDIDO O EL OPTIMISMO - Voltaire
ERA EL ABUELO - Miguel D´Ors
LA ISLA DEL TESORO - Robert Louis Stevenson

Poemas mas leidos

El nido vacio - Federico Barreto
Cuerpo presente - Federico García Lorca
Decimas a mi muerte (i) - Elías Nandino
Tener que ver (ii) - José Antonio Cedrón
Encargo - Julio Cortazar
Los minutos buscan su propia hora... - Juan Carlos Lemus
Cuando pitos flautas - Luis de Góngora
Meta inalcanzable - Santarini
Satiricas a la vanidad masculina - Sor Juana Ines de la Cruz
Salvacion en la palabra - Carlos Bousoño


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru