Poemas de Fina García Marruz


Cine mudo
No es que le falta
el sonido,

es que tiene

Con una subita vehemencia (cancion de candilejas)
Como irrumpen
atropelladas, sin medida,
las razones de un hombre tímido,
se agolpan esas cuatro o cinco notas

De que silencio eres tu silencio
               ¿De qué silencio eres tú silencio?




El huesped
Qué raro es el amor, qué raro
aun entre amantes
que se aman, aun en el seno
de la casa materna,

La banda gigante
A Lichi, su cantor




La noble habana
¿Por qué, Señora,
el aire, el desafío,
pierna y botín robustos
y pecho de paloma?

No, no, memoria...
No, no, memoria del pasado día
vengas sobre este sol y césped santo.
No vuelva yo a invocar refugio tanto
de lo que así se crece en despedida.

Nociones elementales y algunas elegias (60)
Ah, sabias cucharas,
tenedores de madera, nobles jarros,
aprenda vuestras texturas,
vuestras fieles y viejas amistades

Principe oscuro
Nada entiendo, Señor, di lo que he sido.
Virgen es todo acto, el más impuro.
Yo no puedo llegar a esos oscuros
ángeles que he engendrado y que he movido

Uno vuelve a subir las escaleras
Uno vuelve a subir las escaleras
de su casa perdida (ya no llevan
a ningún sitio), alguien nos llama
con una voz querida, familiar.

Y sin embargo se que son tinieblas
Y sin embargo sé que son tinieblas
las luces del hogar a que me aferro,
me agarro a una mampara, a un hondo hierro
y sin embargo sé que son tinieblas.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru