Poemas de Homero Aridjis


A veces uno toca el cuerpo
A veces uno toca un cuerpo y lo despierta
por él pasamos la noche que se abre
la pulsación sensible de los brazos marinos


Abril es ella quien habla por tus labios...
Abril es ella quien habla por tus labios
como un joven sonido desnudo por el aire

En la noche ha volado con tu vuelo más alto

Antes del reino
I

Es tu nombre y es también octubre
es el diván y tus ungüentos

Anverso
No veo tu sonrisa entre mis labios
apurar la prolongada espera
en tu abandono de luciérnaga a la noche;
sólo tengo asida entre mis brazos

Ayer y hoy
Tu paso, como una sombra,
era difícil de seguir,
y al perderte en una esquina
sólo quedaba en mí, como en la calle,

Cae la lluvia sobre junio...
Cae la lluvia sobre junio
El espíritu de la mujer que ama
corre en tu cuerpo...
se desnuda en las calles

Cirabel
I

Cirabel
llego siempre a tu aposento

Cuando la sombra duerme...
Cuando la sombra duerme su cuerpo se ilumina
su rostro reflejado atraviesa cristales
y finalmente se instala en todo brillo


Dejame
Déjame
estoy lleno de ti,
no te perderé,
llevo conmigo tu esperanza invicta

Dejame entrar a tu intimo alfabeto
Déjame entrar a tu íntimo alfabeto
para saber lo tuyo por su nombre
y a través de tus letras
hablar de lo que permanece

Donde el ensoñado y el soñado...
Donde el ensoñado y el soñado
van por un solo camino
se levanta un cuerpo


El aliento es el dios...
I

El aliento es el dios que la penetra
e insuflada da a luz

Ella violenta y publica...
Ella violenta y pública
en el peregrinaje lento de las horas
que resbalan coloreándose hacia el alba


Erotica
Globos
El deseo perfora
en la clara dureza de su cuerpo,
delgadeces empujan en su vientre

Es tu nombre y es tambien octubre
Es tu nombre y es también octubre
es el diván y tus ungüentos
es ella tú la joven de las turbaciones
y son las palomas en vuelos secretos

Gambito de caballo en troya
Ad aeternam un hombre y un perro semejante a un caballo de oro; dos guerreros como esculpidos por el polvo; un rey y un yelmo donde el sol reverbera; una reina blonda cautiva tras un muro que rodea af

He de perseguir tu cuerpo...
He de perseguir tu cuerpo
hasta donde dos cuerpos pelean
tu callejón oscuro


Imagenes sobre una escalera
1

Si pusiéramos un espejo
debajo de la escalera

La dificil ceremonia
I

Ánfora para la fluidez implacable del origen
para la libertad de los cuerpos

La forma de tu ausencia
Ni un momento
he dejado de ver en este cuerpo
la forma de tu ausencia,
como una esfera que ya no te contiene.

La noche muere sobre una manzana rota...
La noche muere sobre una manzana rota
La creación recomienza

El alba crece insuperable

La perfecta dormida
En el hálito ardiente de su propio sonido quema
y en su ámpula germina la crisálida

La libélula transcurre bajo el sol

Llamare
hasta que las puertas de tu ciudad
fortificada con estatutos inviolables
me acojan como habitante
de la vida que en ti se desenvuelve

Los espacios azules
I

Hay frutos que suben intensamente por la luz que los toca
y en el aire se encienden cayendo hacia el arriba

Mirandola dormir (fragmento)
Cálida ahí donde te toco.
Grupa vaporosa.
Radiante en cualquiera de sus poros.
Cabalgando.

Pero tu no te reconoces como mia...
Pero tú no te reconoces como mía
Luces dispersas te saludan como suya

Siempre igual en todas partes

Persefone (fragmento)
Las piezas de ajedrez están sobre el tablero, esperando no sé qué próximo y exacto movimiento, fijas y creadas para impersonales ceremonias, suspendidas en la vigésima jugada ante el inminente derrumb

Poema
Pensabas
que el amor era bueno
y que volabas
en dos cuerpos

Polvo de ti en el suelo ensimismado...
Polvo de ti en el suelo ensimismado
cuencos de ti hasta el fondo y por arriba
agua de ti me baña las palabras


Por el silencio sigues...
Por el silencio sigues
embriagada y sonámbula

Detrás de los espejos

Se que piensas en mi...
Sé que piensas en mí
porque los ojos se te van para adentro
y tienes detenida en los labios
una sonrisa que sangra largamente

Te amo ahi contra el muro destruido
Te amo ahí contra el muro destruido
contra la ciudad y contra el sol y contra el viento
contra lo otro que yo amo y se ha quedado
como un guerrero entrampado en los recuerdos

Tercer poema de ausencia
Tú has escondido la luz en alguna parte
y me niegas el retorno,
sé que esta oscuridad no es cierta
porque antes de mis manos volaban las luciérnagas,

Tiene la medida de mi sueño...
'Elle a la forme de mes mains
elle a la couleur de mes yeux...'
PAUL ELUARD


Un poema de amor
Cuando hable con el silencio
cuando sólo tenga una cadena
de domingos grises para darte


Vas creciendo sombra a sombra...
Vas creciendo sombra a sombra
abril se desvanece en tus cabellos
papeles sin sueño habitan en los parques
el día negro es una estrella acuática

Y todas las cosas que a mi amor contemplaban...
Y todas las cosas que a mi amor contemplaban
el sonido y la lluvia los parques y la imagen
se asomaron en ella


Y tu amor se denuncia por el canto de un pajaro
Tu nombre repetido por las calles
Tu boca
Tu paso que no es nocturno ni de aurora
Tu voz

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru