Poemas de Humberto Díaz Casanueva


Doto mi vida de una esperanza agonica
Úntenme manos traspasadas por un
clavo de oro macizo
manos cuelgan del hombre
manos pinchadas

La intolerable union de los despojos
Todo se ha consumado de
golpe
Como una trompeta
te has partido en dos

La vision
Yacía obscuro, los párpados caídos hacia lo terrible
acaso con el fin del mundo, con estas dos manos insomnes
entre el viento que me cruzaba con sus restos de cielo.
Entonces ning


Tambien puede leer..

LA MUERTE ESTá EN EL OLVIDO - Alfonso Calderón
AMATA - Ana María Rodríguez
LA PERLA - John Steinbeck
COMO UNA SOLA FLOR DESESPERADA - Juana de Ibarbourou
YARIVI VII - Mariano Melgar
TERRITORIOS DE UN CUERPO (IV) - Jenaro Talens
CREPUSCULO: - José Domingo Gómez Rojas
MI REBELION - Mía Gallegos