Poemas de Idea Vilariño


Callarse
Estoy temblando
está temblando el árbol desnudo y en espejos
cantando
y cantando está la luna

Cuando ya noches mias
Cuándo ya noches mías
ignoradas e intactas,
sin roces.


El mar
Tan arduamente el mar,
tan arduamente,
el lento mar inmenso,
tan largamente en sí, cansadamente,

El mar no es mas que un pozo
El mar no es más que un pozo de agua oscura,
los astros sólo son barro que brilla,
el amor, sueño, glándulas, locura,
la noche no es azul, es amarilla.

El olvido
Cuando una boca suave boca dormida besa
como muriendo entonces,
a veces, cuando llega más allá de los labios
y los párpados caen colmados de deseo

Eso
Mi cansancio
mi angustia
mi alegría
mi pavor

La noche
Es un oro imposible de comprender, un acabado
silencio que renace y se incorpora.

Las manos de la noche buscan el aire, el aire

Lo que siento por ti
Lo que siento por ti es tan difícil.
No es de rosas abriéndose en el aire,
es de rosas abriéndose en el agua.


Mediodia
Transparentes los aires, transparentes
la hoz de la mañana,
los blancos montes tibios, los gestos de las olas,
todo ese mar, todo ese mar que cumple

Poema numero 19
Quiero morir. No quiero
Oír ya más campanas.

Campanas -qué metáfora-

Quiero morir
Quiero morir. No quiero oír ya más campanas.
La noche se deshace, el silencio se agrieta.
Si ahora un coro sombrío en un bajo imposible,
si un órgano imposible descendiera hasta d

Si muriera esta noche
Si muriera esta noche
si pudiera morir
si me muriera
si este coito feroz

Tal vez no era pensar
Tal vez no era pensar, la fórmula, el secreto,
sino darse y tomar perdida, ingenuamente,
tal vez pude elegir, o necesariamente,
tenía que pedir sentido a toda cosa.

Tarde
Cuerpos tendidos, cuerpos
infinitos, concretos, olvidados del frío
que los irá inundando, colmando poco a poco.


Te estoy llamando
Amor
desde la sombra
desde el dolor
amor

Trabajar para la muerte
El sol el sol su lumbre
su afectuoso cuidado
su coraje su gracia su olor caliente
su alto

Un huesped
No sos mío no estás
en mi vida
a mi lado
no comés en mi mesa

Ya en desnudez total
Ya en desnudez total
extraña ausencia
de procesos y fórmulas y métodos
flor a flor,

Ya no
Ya no será
ya no
no viviremos juntos
no criaré a tu hijo



Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LA HORA - Juana de Ibarbourou
JUVENTUD EN ÉXTASIS 2 - Carlos Cuauhtemoc Sanchez
SONETO CXXIX - Juan Boscán
NO HAY ABANDONO - Julia de Burgos
ARQUITECTURA DE LAS RUINAS - Aurelio González Ovies
METAMORFOSIS - Aída Elena Párraga
LA SERENATA DE SCHUBERT - Manuel Gutiérrez Najera
MCMLXXXIII/7 - José Antonio Cedrón

Poemas mas leidos

Funcion de medianoche - Jorge Ortega
Labios del poniente (2) - Jorge Ernesto Olivera
Verdes juncos del duero a mi pastora - Luis de Góngora
A un triste - Manuel Gutiérrez Najera
Cuarteto de pompeya - Fabio Morábito
Sin palabras - Adelardo López de Ayala
Sujeto y objeto - Ana Buquet
Codiciada, prohibida... - Jaime Sabines
Mas sobre mi perro - Blanca Castellón
Naci descalza - Carolina Escobar Sarti


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru