Poemas de Jorge Carrol


Animal dance
Soy el sol que teme ser día.
El ahorcado que se prolonga por la cuerda.
El dulce animal que danza su sol

Blues in the night
Una vez más estoy solo un viernes por la noche, mientras afuera la alegría y el amor crecen al mejor postor en lugares absurdos nacidos al amparo de la necesidad.

Entonces como sin d

Bluesology
Al caer la tarde ella me crece.

Vuelve una y otra vez con las mismas promesas que yo inventé.


Brandy please
La Soledad (mi soledad) comienza en este bar del Hotel San Juan.
Comienza por la ausencia de mis hijos y en la que se fue con otro.
La Soledad comienza en mi.


Juggernaut
mis gestos y tu Ausencia me crece, poro a 

La serpiente arcoiris
Llegó y se fue.

Como no la esperaba, vino y me abandonó.


Las estaciones interiores (i)
Las lluvias perfuman
la soledad de las ventanas.
Un apresurado ademán asciende
en las manos que gritan su incomunicación.

Las gaviotas y mis ojos
No siempre ocurre, pero a veces acontece, que algunas gavio-
tas descienden en la playa.

Desde mi alta ventana las veo planear hasta lo imposible

Manhattan
Caminaré por la 45 y abriré los sueños.

Ella vendrá como el smog y nos amaremos lejos el uno del otro, en el rumor
afiebrado de la esquina de Aeroflot. Allí donde

Mi buenos aires querido
Por el aire de los ojos me crecen las calles.
Por la congoja de las esquinas nadan mis sueños.
Voy, mi Buenos Aires querido, a putearte desde lejos.
Voy a ocultarte mi berretín po

Midömmer
Me suben sus caricias por el perfume de su última mirada.

Me inundan sus miradas por las guitarras del abandono.


No llevaras luto por mi
No llevarás luto por mi, Hija de Puta.

No estarás a mi lado cuando me llegue la hora.


Pequeño viaje interior hacia la noche de un viernes de agosto
Nada de lo que se diga será tomado en cuenta.
Las moscas descenderán una y otra vez sobre las vigas del
asombro.
Las manos se crisparán impotentemente una y otra vez

Retrato
Sur en el norte.

Mañana de la noche.


Ser sin ser
'Entonces descendió a su memoria, que le pareció interminable.'
Jorge Luis Borges.



Soledad padre
           ¿Debo ocultar que también en este Día del Padre estoy solo?...

           ¿Debo volver al brandy nocturno en la mañana gris?


Spleen oxidado
Todo. Absolutamente todo lleva tu perfume.
Las secuelas de tu ausencia.
El reto compaginado de tus párpados.
La inmisericorde campana de tu abandono.

Tango flor
Una vez más no estás.

Una vez más tu abandono me llega por el Atlántico, entre islas pobladas de espanto, donde el sol cabalga desnudo por las piernas sublimes de la mar.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru