Poemas de Jorge Ernesto Olivera


El amor y los relatos de la revolucion
el tiempo del amor se acaba como una hoja agrietada.
y las historias de batallas que pueblan de héroes la revolución
se encuentran en libros de relatos


En el cielo de baja california
se muere marilyn monroe
marilyn monroe se muere
mirando el cielo de baja california.


Fauna marina (1)
a cuarenta y dos horas de tu distancia
mi rastro huele a maníes deshechos
alfombras de la desventura mi cuerpo
dibuja espacios en el lugar

Labios del poniente (18)
y,
¿dónde?,
¿dónde se esconde el retrato de Rimbaud?
¿dónde, que no aparece

Labios del poniente (2)
mis padres,
algún tiempo cercano a 1930,
se enamoran ya tarde,
cae la noche,

Labios del poniente (5)
para Lucía
escribo, sentado a la siniestra del vástago,
en noche sin fronteras,
patente locura del espacio,

Labios del poniente (6)
los caminos asolean cabezas de noche,
nubes de niños,
la distancia esconde olvidos,


Labios del poniente (7)
el tiempo como luz en la noche
atrapa efímeros golpes en grandes alamedas,
inmensos parques
avenidas de oscuros significados.

Labios del poniente (9)
dicen que los caballos van dejando de existir,
les creo,
aquí no hay caballos perdidos en la noche,


Los trabajos y los dias
acerca de los trabajos y los días puedo decir que no domé tigres en el asia
no cabalgué a lomo de elefantes cazando fantasmas en la niebla
no obligué la voz llamando a los otros changado

Noches de montevideo
y la noche es un remolcador viejo y carcomido
al oeste de la bahía de montevideo
donde un viejo flaco vende pollos,
y da la muerte por un vintén.

Sirenas
como sirenas de la noche crepuscular
medusas de tu cabello hecho cielo,
estallido de luz, rasgando tinieblas,
voz del espacio llamándote,



Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
COMO LOS METEOROS - Manlio Argueta
RIMA XXXVIII - Gustavo Adolfo Becquer
"Me di cuenta de que tenía que revolucionar; aprender cosas nuevas para no quedarme atrás. Me di cuenta y me rebelé."
LOS JARDINES DE AFRODITA (VIII) - Francisco Villaespesa
LETRILLAS SATIRICAS - José Cadalso
EL POETA - Eleazar Rivera
SOBRE LA COSTILLA DE ADAN Y OTRAS NIMIEDADES - Juan Daniel Perrotta
VENGO DE... - Antonio Porchia

Poemas mas leidos

Vencidos - León Felipe
Islas afortunadas - Fernando Pessoa
Todavia - Mario Benedetti
Satisfacciones de celos - Lope de Vega
Contemplando estaba filis - Lope de Vega
¡si tú murieras! - Manuel Gutiérrez Najera
Tren de ganado - Horacio Castillo
Fe de vida - Luis García Montero
La espada - Santarini
Hay poetas que huelen a gemido - Federico Hernández Aguilar


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru