Poemas de JORGE ISAACS


Despues de la victoria
I


Duerme
—No duermas,— suplicante me decía
—escúchame..., despierta—.
Cuando haciendo cojín de su regazo,
soñándome besarla, me dormía.

En la noche callada
Ay! cuántas veces en las lentas horas
De la noche callada, antes que el sueño
Venga á cerrar mis párpados, recorre
Mi memoria tenaz los bellos días

La tumba de belisario
Y dejamos su tumba para siempre
En el jaral de la marina selva,
Sola con los mugidos de los vientos
Y el fragor de la mar en la ribera!

La tumba del soldado
El vencedor ejército la cumbre
Salvó de la montaña,
Y en el ya solitario campamento
Que de vívida luz la tarde baña,

Las hadas

Soñé vagar por bosques de palmeras
cuyos blondos plumajes, al hundir
su disco el Sol en las lejanas sierras,
cruzaban resplandores de rubí.

Rio moro
Tu incesante rumor vine escuchando
Desde la cumbre de lejana sierra;
Los ecos de los montes repetían
Tu trueno en sus recónditas cavernas.

Ten piedad de mí
¡Señor! si en sus miradas encendiste
ese fuego inmortal que se devora,
y en su boca fragante y seductora
sonrisa de tus ángeles pusiste;

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru