Poemas de José Ángel Valente


A usted
A usted le doy una flor,
si me permite,
un gato y un micrófono,
un destornillador totalmente en desuso,

Antecomienzo
No detenerse.
Y cuando ya parezca
que has naufragado para siempre en los ciegos meandros
de la luz, beber aún en la desposesión oscura,

Biografia
Ahora cuando escribo sin certeza
mi bionotabibliográfica
a petición de alguien que desea excluirme
de favor y por nada

Cancion para franquear la sombra
Un día nos veremos
al otro lado de la sombra del sueño.
Vendrán a ti mis ojos y mis manos
y estarás y estaremos

Consiento
Debo morir. Y sin embargo, nada
muere, porque nada
tiene fe suficiente
para poder morir.

El adios
Entró y se inclinó hasta besarla porque de ella recibía la fuerza.

(La mujer lo miraba sin respuesta)


El cantaro
El cántaro que tiene la suprema
realidad de la forma,
creado de la tierra
para que el ojo pueda

El crimen
Hoy he amanecido
como siempre, pero
con un cuchillo
en el pecho. Ignoro

El sueño
Por una espesa y honda
avenida de árboles que unen
en lo alto su copa y pesadumbre
el sueño avanza.

El sur
El sur como una larga,
lenta demolición.

El naufragio solar de las cornisas

El temblor
La lluvia
como una lengua de prensiles musgos
parece recorrerme, buscarme la cerviz, bajar,
lamer el eje vertical,

Eneas, hijo de anquises
Oscuros,
en la desierta noche por la sombra,
habíamos llegado hasta el umbral.


Exordio
Y ahora danos
una muerte honorable,
vieja
madre prostituida,

Formo
FORMÓ
de tierra y de saliva un hueco, el único
que pudo al cabo contener la luz.


La poesia
Homenaje a Rosalía de Castro

Se fue en el viento,
volvió en el aire.

Materia
Convertir la palabra en la materia
donde lo que quisiéramos decir no pueda
penetrar más allá
de lo que la materia nos diría

Noche primera
Empuja el corazón,
quiébralo, ciégalo,
hasta que nazca en él
el poderoso vacío

Oda a la soledad
Ah soledad,
Mi vieja y sola compañera,
Salud.
Escúchame tú ahora

Pato de invierno
Por encima del agua helada
el patito se resbalaba.

Por encima del agua dura,

Poema
Cuando ya no nos queda nada,
el vacío de no quedar
podría ser al cabo inútil y perf

Poeta en tiempo de miseria
Hablaba de prisa.
Hablaba sin oír ni ver ni hablar.
Hablaba como el que huye,
emboscado de pronto entre falsos follajes

Quedar

Singbarer rest
PAUL CELAN


Solo el amor
Cuando el amor es gesto del amor y queda
vacío un signo solo.
Cuando está el leño en el hogar,
mas no la llama viva.

Un canto
Quisiera un canto
que hiciera estallar en cien palabras ciegas
la palabra intocable.
Un canto.

Ventana
La ventana
con vistas al desnudo
donde aún sobrenada un seno solitario,
se prolonga imposible la tristísima

Xxxv
La aparición del pájaro que vuela
y vuelve y que se posa
sobre tu pecho y te reduce a grano,
a grumo, a gota cereal, el pájaro

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru