Poemas de Juan Daniel Perrotta


Casi mujer
Será la fascinación de lo fememnino
-me digo-
Una y otra vez colmar
esa profundidad

Chela
Ella dice que aprendió bien las lecciones

del Maestro


City nights
Los idiotas se siguen muriendo en las calles
con sus frazadas agujereadas.
Esteban Charpentier


Como una hogaza recien horneada
Ella parece una hogaza recién horneada
de tan sabrosa que se ve
de tanta vida que la inunda
Una mujer que espera un hijo es eso

Cuando te sacuda el polvo
Una avalancha de silencios confabulan
en la noche.
Se apagan los ecos,
se acallan las calles.

Descastado
No quiero pertenecer
a tu círculo de nenas mucho lomo
mucho sexo
poco seso

El casamiento del poeta
Hermana prostituta...
ayer entregaste tu cuerpo por unas monedas.
Yo daría mi alma cada día por la poesía.
Maldito poeta

El don de los imbeciles

que te crees poeta
descubres un día lo aburrido
de releer por enésima vez

El juguete
La niña desea un juguete
Lucha para conseguirlo
Usa su mejor cara
el llanto

El poema de las gentes
Así quiero que canten/ mis poemas/ que lleven/ tierra y agua,/ fertilidad y canto/ a todo el mundo.
Pablo

Eli, eli
Veo tanta miseria
señor
tanto dolor
tanta muerte injusta

Erotica y estrategia
Balbuceas algo sobre nuestra amistad
y retrocedes
como delimitando una zona de seguridad
ante la inevitable guerra

Esa mujer
Esa mujer me puede

me seduce


Eyacupoetizacion
El poema se balanceaba en la punta de mi ser
(la punta de la lengua, la punta de los dedos,
y otras puntas non sanctas para poetizar
cuerpos ajenos).

Fruto de amor
Cada poema es un niño
con un pan bajo el brazo
tiene un don
en un verso

Haciendo el amor a un angel
Sé que no eras un ángel
ni una puta
Me cojías como un ángel
hasta hacerme estornudar

La poesia no es lo mas
Faltan diez minutos para la una de la mañana
y estás sediento de escritura
Te motivas como puedes para escribir un poema
porque te resulta no tan simple ahora

Mi sexo titere
(Escrito bajo el seudónimo María Reyna)




Para ser poeta (naive)
No quiero ser Gelman
Ditaranto
Benedetti
ni yo mismo

Pipa de amor
Tratame como a tu pipa, decís,
tu cuerpo y el mío desnudos.
Entonces mis manos recorren tus formas,
sensuales, armónicas,

Saqueo
Tu cara de yo no fuí no me convence
cuando te acercaste me puse en guardia
Te paseabas por mí como por un supermercado
mirando y apropiándote

Sexo
Deshojo caricias
de mi cuerpo ardiente
para cubrir tus desnudeces.
Broto dedos de mis manos

Sobre la costilla de adan y otras nimiedades
Hay quienes creen que el hombre necesita una mujer
-está la tercera posición
pero no viene al caso-
Algunos votan por 'una santa mujer'

Vacio
Mónica se acuesta en mi cama
habla por el celular
recorriendo macros con su interlocutora
mientras yo miro sus pechos

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru