Poemas de JULIA DE BURGOS


¡oh mar, no esperes mas!
caído el sueño,
y la voz suspendida de mariposas muertas.
El corazón me sube amontonado y solo
a derrotar auroras en mis párpados.

A julia de burgos
ia de Burgos -

Ya las gentes murmuran que yo soy tu enemiga
porque dicen que en verso doy al mundo mi yo.
Mienten, Julia de Burgos. Mienten, Julia de burgos.

Agua, vida y tierra
estallido fuerte de la selva y el río,
y voz entre dos ecos, me levanté en las cuestas.
De un lado me estiraban las manos de las aguas,
y del otro, prendíanme sus raíces las sierras.

Alba de mi silencio
me he silenciado...
El corazón del mundo
está en tus ojos, que se vuelan
mirándome. No quiero levantarme de tu frente fecunda

Alta mar y gaviota
vida yo soy...
en tus ojos yo vivo la armonía de lo eterno.
La emoción se me riega,
y se ensancha mi sangre por las venas del mundo. No doy ecos partidos.

Amanecida
a amanecida del amor? Raro que no me sigan centenares de pájaros
picoteando canciones sobre mi sombrilla blanca.
(Será que van cercando, en vigilia de nubes,
la claridad inmensa don

Amor
.
única llama que me queda de Dios
en el sendero cierto de lo incierto. Aquí,
desesperada,

Armonia de la palabra y el instinto
ue maravilla de armonías
en el gesto inicial que se nos daba
entre impulsos celestes y telúricos
desde el fondo de amor de nuestras almas. Hasta el aire espigóse en levedades

Azul de tierra en ti
mar, el cielo
donde me he recostado a soñarte? Si vieras mi mirada,
como un ave, cazando horizontes y estrellas. El universo es mío desde que tú te hiciste
techo de mariposas para mi

Cancion amarga
urba mi ser, pero estoy triste.
Algo lento de sombra me golpea,
aunque casi detrás de esta agonía,
he tenido en mi mano las estrellas. Debe ser la caricia de lo inútil,

Cancion de la verdad sencilla
él el que me lleva?
Es mi vida que en su vida palpita.
Es la llamada tibia de mi alma
que se ha ido a cantar entre sus rimas.

Cancion de mi pena dormida
s ojos cerrados
amplia de voces íntimas
me detengo en el siglo de mi pena dormida.
La contemplo en su sueño...

Canción de mi sombra minúscula
ia de Burgos -

A veces la vida me quiere estallar en canciones
de angustia inesperada!


Cancion desnuda
a de Burgos -

Despierta de caricias,
aún siento por mi cuerpo corriéndome tu abrazo.
Estremecida y tenue sigo andando en tu imagen.

Cancion hacia adentro
e recuerdes! ¡Siénteme!
Hay un sólo trino entre tu amor y mi alma. Mis dos ojos navegan
el mismo azul sin fin donde tú danzas. Tu arco-iris de sueños en mí tiene
siempre pradera abie

Casi alba
ia de Burgos -

Casi alba,
como decir arroyo entre la fuente,
como decir estrella,

Coloquio sideral
doré tanto anoche!
-Me adoraste en ausencia. -¡Te besé tanto anoche!
-Me besaste en ausencia. -¡Te miré tanto anoche !
-Me miraste en ausencia. -¡Te adoré

Dadme mi numero
es lo que esperan? ¿No me llaman?
¿Me han olvidado entre las yerbas,
mis camaradas más sencillos,
todos los muertos de la tierra? ¿Por qué no suenan sus campanas?

De la cita eterna
a de Burgos -

Lo saben nuestras almas,
más allá de las islas y más allá del sol.
El trópico, en sandalias de luz, presto las alas,

De la intima agonia
ia de Burgos -

Este corazón mío, tan abierto y tan simple,
es ya casi una fuente debajo de mi llanto.


Donde comienzas tú
ia de Burgos -

Soy ola de abandono,
derribada, tendida,
sobre un inmenso azul de sueños y de alas.

El hombre y mi alma
a de Burgos -

¡Qué caricia larga de acción me sube por las venas
anchas de recorrerme!


El mar y tu
rera del mar sobre mi puerta
es sensación azul entre mis dedos,
y tu salto impetuoso por mi espíritu
es no menos azul, me nace eterno. Todo el color de aurora despertada

El rival de mi rio
ia de Burgos -

Yo te fui contemplando desde la carne al alma,
y me sentí culpable de un extraño delito
que me subía a los ojos en chispeantes miradas,

Es un algo de sombra
a de Burgos -

Como si entre mis pasos se paseara la muerte
desde el cielo me miran consternados los astros.


Intima
recogió la vida para verme pasar.
Me fui perdiendo átomo por átomo de mi carne
y fui resbalándome poco a poco al alma. Peregrina en mí misma, me anduve un largo instante.
Me prolongué

Nada
a vida es nada en tu filosofía,
brindemos por el cierto no ser de nuestros cuerpos. Brindemos por la nada de tus sensuales labios
que son ceros sensuales en tus azules besos;
como todo

No hay abandono
a de Burgos -

Se ha muerto la tiniebla en mis pupilas,
desde que hallé tu corazón
en la ventana de mi rostro enfermo.

Noche de amor
ia de Burgos -

I
Para hallarte esta noche...
allarte esta noche las pupilas distantes,
he dominado cielos, altamares, y prados.
He deshecho el sollozo de los ecos perdidos...
tengo el hondo infinito jugando entre mis manos. Siént

Poema con la tonada ultima
adónde voy con esas caras tristes
y un borbotón de venas heridas en mi frente? Voy a despedir rosas al mar,
a deshacerme en olas más altas que los pájaros,
a quitarme caminos que y

Poema perdido en pocos versos
dijeran que soy como devastado crepúsculo
donde ya las tristezas se durmieron!
Sencillo espejo donde recojo el mundo.
Donde enternezco soledades con mi mano feliz. Han llegad

Proa de mi velero de ansiedad
a de Burgos -

¡Si fuera todo mar,
para nunca salirme de tu senda!


Río grande de loíza
a de Burgos -

¡Río Grande de Loíza!... Alárgate en mi espíritu
y deja que mi alma se pierda en tus riachuelos,
para buscar la fuente que te robó de niño

Se ha muerto la tiniebla en mis pupilas...
muerto la tiniebla en mis pupilas,
desde que hallé tu corazón
en la ventana de mi rostro enfermo. ¡Oh pájaro de amor,
que trinas hondo, como un clarín total y solitario,

Si fuera todo mar...
uera todo mar,
para nunca salirme de tu senda! ¡Si Dios me hiciera viento,
para siempre encontrarme por tus velas! ¡Si el universo acelerara el paso,
para romper los ecos de esta ause

Silencio de angustia
el desesperante silencio de la angustia
y el trino verde herido...
¿Por qué persiste el aire en no darme el sepulcro?
¿Por qué todas las músicas no se rompen

Te llevarán
a de Burgos -

Para ese día de sombra que llegará, amor mío,
no risco volcado dentro de un manantial,
ese día de espanto y pañuelos al viento

Te quiero
ero...
y me mueves el tiempo de mi vida sin horas. Te quiero
en los arroyos pálidos que viajan en la noche,
y no termina nunca de conducir estrellas a la mar. Te quiero

Te seguire callada
uiré por siempre, callada y fugitiva,
por entre oscuras calles molidas de nostalgia,
o sobre las estrellas sonreídas de ritmos
donde mecen su historia tus más hondas miradas. Mis pasos

Transmutacion
sencilla como la claridad...
Nada me dice tanto como tu nombre
repetido de montaña a montaña
por un eco sin tiempo que comienza en mi amor

Velas sobre un recuerdo
ia de Burgos -

Todo estático,
menos la sangre mía, y la voz mía,
y el recuerdo volando.

Viaje alado
ia de Burgos -

Hoy me acerco a tu alma
con las manos amarillas de pájaros.
La mirada corriendo por el cielo,

Victima de luz
estoy,
desenfrenada estrella, desatada,
buscando entre los hombres mi víctima de luz. A ti he llegado.
Hay algo de universo en tu mirada,

Voces para una nota sin paz
ulia de Burgos por Julia de Burgos Será presente en ti tu manantial.
Estarás en las ramas del universo entero.
Déjame que te cante como cuando eras mía
en la llovizna fresca del prime

Ya no es mío mi amor
ia de Burgos -

Si mi amor es así, como un torrente,
como un río crecido en plena tempestad,
como un lirio prendiendo raíces en el viento,

Yo fui la mas callada
ia de Burgos -

Yo fui la más callada
de todas las que hicieron el viaje hasta tu puerto.


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru