Poemas de Julio Llinás


Cholo vallejo
Si el mundo fuera cuerdo, 

      si lo fuera –digo, es un decir- 


Delicias
Escapaba hacia los grandes templos, 

      catedrales del Gin, 


Donde yo estoy
      Los ojos blancos, 

      la piel paralizante: 


Festejo
      Señora de alta pluma, 

      la noble Tierra se ha secado 


La alondra
      El niño rompe sus juguetes 

      en busca de la alondra. 


Las ciencias naturales
      Junto a las rocas, 

      la negra sal radiante. 


No llores, america...
No llores, América
No llores, América, no llores
por la sangre vertida en las
esquinas

No llores, america...(ii)
Telemacus
Desde la isla de pájaros de lentes
y corbata de lazo,
la tonta dama francesa de cincuenta

Raices
      El hombre que habla 

      y devora sus palabras, 


Rencores
      País, 

      ¿quién es feroz 


Sombrero de perro
      No hemos tenido suerte, 

      amigo mío, 



Tambien puede leer..

HUELO MAL - Gonzalo Osses – Vilches
ANILLOS DE HUMO (II) - Ángela Ibáñez
ENSALMOS Y CONJUROS - Ernesto Mejía Sánchez
LA SOLEDAD DEL NOMADA - Juan José Vélez Otero
DEDALO DORMIDO - Javier Sologuren
SERRANILLA V - Marqués de Santillana
DESNUDEZ - Luis Antonio Chávez
ANTES DE PARTIR... - Julio Arturo Vargas