Poemas de Julio Martínez Mesanza


Amicitia
Si tuviese al justo de enemigo,
sería la justicia mi enemiga.
A tu lado en el campo victorioso
y junto a ti estaré cuando el fracaso.

Bateria
Cuando a mi alrededor todo se hunde,
pienso en los mapas y en la artillería,
en el mundo perfecto de los mapas
y en la realidad que lo transforma.

Cuestiones naturales
Bien mirado, las plantas son monstruosas
y un bosque, una reunión de aberraciones;
y las bestias que vuelan o se arrastran,
sin saber para qué, son repugnantes,

Cuestiones naturales (ii)
Vagas estrellas que arden para nada;
muertas lunas que surcan el vacío;
el cielo que vigila nuestro insomnio,
y, aquí abajo, la sucia piel del mundo

El cautivo
Dioses bajo la luz celeste y pura
luchan en la cubierta de la nave.
Escucho sólo el ruido de las armas
mientras intento ver desde lo oscuro.

Han caido las torres
Han caído las torres, y el desierto
es ahora tan grande como el alma:
esas torres que alcé y ese desierto
que quise mantener lejos del alma.

Heraldica
Y mi alma puede ser un descampado
en el que quedan restos de unas casas
humildes junto a montes de basura.
Cuando cae la tarde, un jorobado

La vida retirada
Ya no salgo de casa. Otros no salen
después de haberlo visto todo; en cambio,
yo me encierro después de no ver nada,
o sólo las estrechas pasarelas,

Las campañas de mayo
Otros recuerdan los jardines falsos
del amor y los días en que amaron
o creyeron amar, y otros, los libros
leían de niños y marcaron

No deja de llover
No deja de llover sobre las ruinas
que rodean mi casa, vieja y pobre,
aislada en medio de este descampado.
No llueve igual más lejos, en los huertos

Nunca he visto gozosa a la discordia
Nunca he visto gozosa a la discordia.
No conozco el olor que tiene el campo
después de la batalla. Nunca he visto
caballos sin jinete entre las picas

Nunca he visto gozosa la victoria
          Nunca he visto gozosa la discordia,
no conozco el olor que tiene el campo
después de la batalla. Nunca he visto
caballos sin jinete entre las picas

Preferencias
Ni las cumbres sublimes ni los ríos
que no han sido ensuciados por los hombres;
ni los palacios ni las blancas ruinas
de los templos antiguos, ni los dioses

Remedia amoris i
Amigos, el amor me perjudica:
no permitáis que caiga nuevamente.
Podemos emprender una campaña
o el estudio de textos olvidados:

Rusia
Me puse a divagar y pensé en Rusia;
también pensé que el alma es como Rusia
y que son sus fronteras las de Rusia,
amenazadas por las mismas hordas.

Santo oficio
Hay una casa que no roza el tiempo.
Tiene torres espléndidas y oscuros
corredores. Sus salas están llenas
de claros y pacientes manuscritos.

Tambien mueren caballos en combate
También mueren caballos en combate,
y lo hacen lentamente, pues reciben
flechazos imprecisos. Se desangran
con un noble y callado sufrimiento.

Tampoco tengo claro que tarea...
Tampoco tengo claro qué tarea
debo cumplir; si todo se reduce
a acompañar en esta pesadilla
el dolor y el orgullo de los hombres

Tartaria
         Cuando a mi estéril corazón me vuelvo,
por las eternas dudas asolado,
pienso en Tartaria, en gélidos desiertos,
y una sombra comienza a tomar forma



Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
DE BLANCA LUZ PULIDO
EL NIÑO YUNTERO - Miguel Hernández
RAFAGAS - Hjalmar Flax
DESPEDIDA - Federico García Lorca
EL RETRATO DE DORIAN GRAY - Oscar wilde
THE SANDPIPER - Iván Tubau
TU ERES MAS - Gian Franco Pagliaro
EL VIGILANTE DE LA NIEVE (VIII) - Antonio Gamoneda

Poemas mas leidos

Arrancarse la cola - Alfredo Lavergne
Canto para dormir a un negrito - Emilio Ballagas
Cuatro o seis desnudos hombros - Luis de Góngora
El cansancio eterno - Juan Egaña
El poeta como tipo de interes - García
La primavera besaba - Antonio Machado
El lastimado belardo - Lope de Vega
Oda - María Rosa Gálvez
Canto malabar (fragmentos) - Elsa Cross
Despues de la lluvia - Alfredo Espino


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru