Poemas de Luis Alfredo Arango


Dialogo donde me sincero
Anoche hablé con Homero y le dije 
Mire Don 
¿ya se fijó qué tragedia? 
No hay Ulises que valga porque 

El andalon
Conocí pueblos que cabían 
en el vidrio de una ventana 
Aldeas que copiaban los colores de las horas 
-colores de frutero, 

El tiempo (ii)
El tiempo
es la espera
de una mañana improbable
o de fecha segura

El tiempo (iv)
Llegué siempre tarde
y me sigo nutriendo
de urgente futuro
de tiempo inexplorado

Elegia
Ahora tenés tiempo y tenés tiempo y recordame.
No me perdás en tu cabeza.
Tantas veces que juntaste fuego para mí,
para mis huesos.

Poesia lunatica y chingona
Guatemala tiene un río Pensativo
y otro que se tiñó de sangre...
Tiene un Volcán de Agua,
otro de Fuego

Relieves de memoria
En Bonampak la tierra tiene ingravidez de plumas
dibujadas por el sol;
la tarde pinta murales de cadmio anaranjado;
cenizas de volcanes extinguidos se levantan

Sobreviviente
¡Ay de quien pudiendo hablar no emprende vuelo!
No tengo barco ni avión, no tengo nada más que mi palabra.
En vez de Victoria Alada llevo un ángel de Chinautla.
Navego-o sueño que

Verdadera historia
Las desearon.
Se les irguió lo caballo.
Después de tanto navegar,
después de tanto andar


Tambien puede leer..

ALLÍ HABÍA UNA NIÑA - Jaime Sabines
VIA CRUCIS - Cristina Peri Rossi
EL POETA Y LA MUERTE AL HOMBRO (VII) NUEVE DIAS - Luis Antonio Chávez
DE EZEQUIEL MARTÍNEZ ESTRADA
UN TREN EN LA NOCHE - Juan Ramón Mansilla
UN POEMA DE AMOR - Homero Aridjis
LA PALABRA DEL MUDO - Julio Ramon Ribeyro
MADAME BOVARY - Gustave Flaubert