Poemas de Luis Alvarenga


Batalla (ii)
San Salvador
arde en los ojos.

La sangre corre

Campos de diana
La caravana de los días
pasa con sus falsas ocupaciones.
Busco otra manera
de preguntar por esa facilidad,

Cine dario
La viruta de la tarde
fluye     reina
por el alambique del cine


El angel
A Silvia y Delia, en lo que aún no nos perece


Abierta está el arca:

Incrustacion de caverna en una pared sin oscuridad
Un fantasma de tiza blanca
acecha, ligero,
el silbo de los libros. Desde aquí puede verse
el lar donde los ancianos de allá

La sierpe
—¿Es este el día?—pregunté.
Su mirada no me dijo nada.
Ella miraba a mis muertos
cuando miraba hacia mis

Onanistica
Te imagino
saliendo recién parida húmeda
de una quebrada que sólo yo sé
el cabello apenas en el lunar

Selva oscura (xviii)
¡Delta fluvial
al que llegar a tientas con la palabra!
Yo amanecía convertido
en el tacto

Selva oscura (i)
Es selva y desierto
la playa que encuentra
los restos de mi día deslumbrado.
«Hombre he sido», dice la Palabra,

Selva oscura (v)
Yo he sido las sombras de todos esos condenados.
A mí, todos los horrores de este círculo.
Yo fui más allá de las cenizas
y fui el perfume que se dilapida entre sedas.

Selva oscura (vii)
'Pape Satán, Pape Satán Aleppe'

No gastó de sí todo el canto insomne.
No guardó para sí la zozobra del que amó.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru