Poemas de MANUEL MACHADO


A manuel machado
Porque se llama Manuel
y Machado se apellida,
en su verso Muerte y Vida
juegan partida y nivel.

Adelfos
A Miguel de Unamuno

Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron
—soy de la raza mora, vieja amiga del Sol—,

Antifona
el Machado -

Ven, reina de los besos, flor de la orgía,
amante sin amores, sonrisa loca...
Ven, que yo sé la pena de tu alegría

Ars moriendi
I

Morir es... Una flor hay, en el sueño
—que, al despertar, no está ya en nuestras manos—,

Cantares
el Machado -

Vino, sentimiento, guitarra y poesía
hacen los cantares de la patria mía.
Cantares...

Cante hondo
el Machado -

A todos nos han cantado
en una noche de juerga
coplas que nos han matado...

Castilla
A Manuel Reina. Gran poeta

El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas,

Dolientes madrigales
el Machado -

Por una de esas raras reflexiones
de la luz, que los físicos
explicarán llenando

El jardin gris
A Francisco Villaespesa

¡Jardín sin jardinero!
¡Viejo jardín,

El jardin negro
Es noche. La inmensa
palabra es silencio...
Hay entre los árboles
un grave misterio...

El poeta de «adelfos» dice al fin
Ya el pobre corazón eligió su camino.
Ya a los vientos no oscila, ya a las olas no cede,
al azar no suspira, ni se entrega al Destino...
Ahora sabe querer, y quiere lo que puede.

El principe
Siete soles forman
el solio del príncipe
de los siete soles.


Eleusis
A Miguel Sawa

Se perdió en las vagas
selvas de un ensueño,

Encajes
Alma son de mis cantares,
tus hechizos...
Besos, besos
a millares. Y en tus rizos,

Fantasia de puck
A Silvio Rebello

El hada pequeñita
de las piedras preciosas

Felipe iv
A Antonio de Zayas

Nadie más cortesano ni pulido
que nuestro Rey Felipe, que Dios guarde,

Figulinas
uel Machado -

¡Qué bonita es la princesa!
¡qué traviesa!
¡qué bonita

Gerineldos, el paje
Del color del lirio tiene Gerineldos
dos grandes ojeras;
del color del lirio, que dicen locuras
de amor de la reina.

La copla
uel Machado -

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,

La corte
A Jean Moreas

El conde, orgullo y gloria, las damas galantea
y a los nobles zahiere —madrigal y epigrama—,

La manzanilla
uel Machado -

La manzanilla es mi vino
porque es alegre, y es buena
y porque -amable sirena-

Lirio
Casi todo alma,
vaga Gerineldos
por esos jardines
del rey, a lo lejos,

Los dias sin sol
A M. Leo Rouanet

El lobo blanco del invierno,
el lobo blanco viene,

Mariposa negra
A Rubén Darío

La hora cárdena... La tarde
los velos se va quitando...

Media veronica para don manuel machado
La crítica, tan crítica, tan lista me ha indicado
que soy nieto cercano de don Manuel Machado.
Y aunque lo puse fácil, lo normal es el hecho
de que jamás los críticos embistan p

Melancolia
Me siento, a veces, triste
como una tarde del otoño viejo;
de saudades sin nombre,
de penas melancólicas tan lleno...

Morir, dormir
«Hijo, para descansar,
es necesario dormir,
no pensar,
no sentir,

Nessun maggior dolore
¡Qué tristes almas en pena
son las viejas alegrías...
Y qué fantasmas de días
las noches de luna llena!...

Oasis
Sueña el león.
Junto a las tres palmeras
se amansa el sol. Existe
el agua. Y Dios deja un momento

Ocaso
uel Machado -

Era un suspiro lánguido y sonoro
la voz del mar aquella tarde... El día,
no queriendo morir, con garras de oro

Oliveretto de fermo del tiempo de los medicis
A Ricardo Calvo

Fue valiente, fue hermoso, fue artista.
Inspiró amor, terror y respeto.

Oriente
FLORES

A Ramón del Valle Inclán


Otoño
En el parque, yo solo...
Han cerrado
y, olvidado
en el parque viejo, solo

Regreso
Largas tardes campestres;
alamedas rosadas;
aire delgado que el aroma apenas
sostiene de la acacia;

Retablo
Ya están ambos a diestra del Padre deseado,
los dos santos varones, el chantre y el cantado,
el Grant Santo Domingo de Silos venerado
y el Maestre Gonzalo de Berceo nommado.

Retrato
el Machado -

Esta es mi cara y ésta es mi alma: leed.
Unos ojos de hastío y una boca de sed...


Tona de la fragua
el Machado -

Mi pena es muy mala,
porque es una pena que yo no quisiera
que se me quitara.

Yo, poeta decadente
Yo, poeta decadente,
español del siglo veinte,
que los toros he elogiado,
y cantado

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2017
Hecho en Peru