Poemas de María Rosa Gálvez


La vanidad de los placeres
Oigo del mundo el eco lisonjero
sonar gozoso en torno de mi mente,
y la insensata gente
veo correr en vano

Oda
¡Portentosa natura! Yo en mi mente
Saludo tus augustas maravillas,
Obra de un Dios de eterna omnipotencia;
Permíteme que pueda reverente

Safo
Noche desoladora, fiel imagen
de mis continuos bárbaros tormentos,
no cese tu rigor, no tus furores;
el hórrido silbido de los vientos,


Tambien puede leer..

DE FINA GARCÍA MARRUZ
EN EL PRINCIPIO - Blas de Otero
LECTURA DE MARGUERITE YOURCENAR - Jordi Doce
DE MUHYA
ANIMALIA - Jairo Guzmán
COMO EN UNA CIUDAD - Omar García Ramírez
EL DE LOS VERSOS - Héctor Rosales
MEMORIA PARA EL AÑO VIENTO INCONSTANTE - Carlos Martínez Rivas