Poemas para dedicar a una linda chica, amiga, novia, enamorada, señorita.

PORQUE TE SIENTO LEJOS... - Pedro Garfias
ué profunda esta tarde derramada
sobre los verdes campos inmortales.

Ya el Invierno dejó su piel a

EL ÁNGEL Y EL NIÑO - Arthur Rimbaud
los niños, tanto tiempo esperada y tan pronto olvidada,
y, envuelto en sueño y risa, el niño adormecido se ha calla

EJECUCIONES (III) - José Carlos Becerra
a la luz de esa habitación vacía pero antes de cerrar la puerta vuelve a encenderla al alejarse por el pasillo,
m

A LA LIBERTAD - Pedro Bonifacio Palacios
e tu velo;
ya orlan tus vestidos el argentino suelo.
¡Salud, reina galana que el trópico atesora!

E

COMPENSACION - Juan Rejano
losa
que en su vientre guardara
la jubilada imagen
de todo el universo.
Así tu forma vana,
LA LLUVIA EN EL INSOMNIO - Elena Martín Vivaldi
tención, la mirada,
mi entrega a tu constante, entrañada,


SERENATA - Carlos Edmundo de Ory
ble la mujer tiene brazos!
Con frecuencia la miro deseando comprenderla
cuando zumba el ataúd diurno del a

MARINA - Jaime Siles
de sustantivos,
de finales, fugaces, fugitivos
fuegos fundidos en tu piel fundada.

Una nie

HERRAMIENTA PARA CORTAR - Françoise Roy
de acariciar a la altura de los labios (escurres una leche; parpadea lo blanco, me abro de par en par). Ahí instilas el

LOS AMANTES - Gonzalo Rojas
ismo día radiante desde entonces.
La primavera sabe lo que hace con sus besos. Todavía te busco
en ese tax

FRONTERAS - Rodolfo Alonso
stes
derrotados que tenían razón
sin embargo, a ese pie
traspasando la línea
ilusoria y real

CANTO CUARTO - Luis Hernández Camarero
ría
hierba de los lagos;
Y sobre ti, nieve dulce que los años pacen:
El terror

EL DIA SIN SOL - Jose Zorrilla
hijos, y tu raza,
»Y cuantos hombres serán.

»Sudaréis sobre la tierra
»Los hijos por sustentar,

AMANECER - Manuel Alcántara
y por enterrado.
Otra vez desaparece

el silencio y me amanece
otra vez a nuestro lado.

EUCARISTICA - Ramón López Velarde
s,
te he visto comulgar entre azahares
de la iglesia en el ángulo desierto.

Así también mi

SIEMPRE - María Monvel
s ojos y con mi luz te alumbras,
porque pende tu vida de un hilo entre mis dedos
!no te olvidaré nunca!.
DISTANCIA - Toni García Arias
mo rostro de abandono
bajo la lluvia.

Podría ser Buenos Aires o París o Roma.
Podría ser M

AJUSTE DE CUENTAS - Ángeles Carbajal
de una sonrisa
por no devolverle al mundo
su verdad y su miseria.
Pero reconozco también tu pereza,

LA TORTOLA - Alfredo Espino
me estás haciendo
con tu cantar, mucho mal!

¡Cucú, cucú! EL caserío
se va llenando de calma,


AMANECER - Ernesto Cardenal
talia
ya ha cantado el tuyo compadre Justo.
Levántense de sus tapescos, de tus petates.
Me parece q