POEMAS PARA DEDICAR
Poemas para dedicar a una linda chica, amiga, novia, enamorada, señorita.

CHAU PESIMISMO - Mario Benedetti
ayor de edad
tengo que despedirte
pesimismo

años que te preparo el desayuno<

AL CIELO - Francisco de Aldana
uente de luz, nuevo y hermoso,
rico de luminarias, patrio Cielo,
casa de la verdad sin sombra o velo,

EL MIEDO - Carilda Oliver Labra
os miedos que me ha dado tu muerte
hay uno.

No es el miedo a perder tus ojos de sálvame
ni

EL CONVALECIENTE - Cintio Vitier
e extiende su dominio puro
de estrella por mi sanagre aparecida
como un árbol oscuro:
ya no es la m

A LA ORILLA DEL MURO - Lilian Uribe Gutiérrez
alquiera

tú mirarás el ancho cielo,

un día cualquiera

se apagará una est

ESPERANDO LA LLUVIA - María Eugenia Caseiro
estones calcinados, ni salamandras, ni murciélagos
sino tus manos esperando la lluvia.
Y la figura exprimi

LA ROCA VIVA - Margarita Carrera
Amor, por esta dulce herida
y la blandura de mi sufrimiento.
Por la risa y el gozo y el lamento,
e

AVENTURA - Elías Nandino
o viniste hasta mis manos
a llenar las tinieblas de mi lecho,
y a juntar tus encantos con mi pecho


BREVERIAS - Francisco Álvarez
r /> Sentirás una noche de repente
tibio temblor que sobre ti resbala.
No es el roce de un án

PARTO DE LA MUERTE OTRA - Carmen Conde Abellán
erte otra vez,
quiero que vayas delante
de mis pasos por la tierra,
que, aunque pequeña, es muy gra

EL CORAZON - Braulio Arenas
aste del corazón hasta por los ojos
tú hablaste del fuego hasta por la nieve
por ti yo un día me decidí al

A SOLAS - Ismael Enrique Arciniegas
que hablemos?... Está bien... empieza:
Habla a mi corazón como otros días...
¡Pero no!... ¿qué dirías? <

RIMA XXXIV - Gustavo Adolfo Becquer
¡No me admiró tu olvido!
Aunque de un día,
me admiró tu cariño mucho más;

porque lo que hay en mí q

PALABRAS A UN DIOS POBRE - Matilde Alba Swann
é mis zapatos, buen Dios,
quiero que sepas,
que creo en ti de veras.

Tú sabes bien, si es c

ES HORA YA DE LEVANTAR EL VUELO... - Antonio Gala
ya de levantar el vuelo,
corazón, dócil ave migratoria.
Se ha terminado tu presente historia,
y ot

DON DE LA EBRIEDAD - Claudio Rodríguez

Siempre la claridad viene del cielo;
es un don: no se halla entre las cosas
sino muy por encima,

A MI MUJER - Jose Zorrilla
¿Qué sin ti fuera de la vida mía
la enojosa y larguísima carrera?
¿Sin ti, de mi pesar y mi alegría
compa

SIESTA DE LA TORMENTA - Juan Ramón Jiménez
o un niño, el hijo
de tu loco corazón
y mi loco corazón.

(¡Ay nuestro amor!)



ATRAVESARTE A PIE TODA LA VIDA - Nora Méndez
cí como la mañana
Empapadita y con olores.

Soy mariposa-mujer
Saliendo del escondite en ple

VAMONOS PATRIA A CAMINAR (I) (NUESTRA VOZ) - Otto Rene Castillo
los pasos no me lloren,
para que las palabras no me sangren:
canto.



Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
COLOFON - León Felipe
FLORECEN LOS ALMENDROS - Claribel Alegría
CAMINO AL REVES - Humberto Ak-Abal
RINCON DE LA SANGRE - Emilio Prados
EL VIGILANTE DE LA NIEVE (I) - Antonio Gamoneda
LA PESCADORA - Concha Méndez
AMARILIS
DON DE LA MATERIA - Pedro Salinas

Poemas mas leidos

Nocturno - Igor Barreto
Cuando sea grande - Alvaro Yunque
Meditacion - Fa Claes
Un anciano encerrado entre 4 paredes... - Héctor Urruspuru
El mendigo en la plaza - Consuelo Tomas
Primera carta a fabian - Justo Braga
Cuanto sufre el amor... - Esperanza Ortega
Todas las miradas - Carmen Conde Abellán
Imagenes de guernica en un cuarto de hotel - Eduardo Espina
Antojo de trampa - Francisco Hernández


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru