A Cuernavaca - Alfonso Reyes
cuando, por veleidad o desaliento,
cedo al afán de interrumpir el cuento
y dar a mi relato algún respiro.

Seremos Una Muralla - Luis Antonio Chávez
cuando el sol despunte al horizonte
trataré de retener el tiempo
mandaré un mensaje con el viento
para decirte cuanto te amo...
La Demora - Héctor Rosales
cuidadosa perfora,
una a una,
las hojas del instante.

Veintinueve De Marzo - Lola Velazco



Qué tristeza
Tus Palabras - Manuel Altolaguirre
eres mi ala derecha.
Como si desplegaras
tus suaves plumas negras,
tus palabras a un cielo
Pared Sin Cuadros - Antonio Fernández Lera
nunca la misma, siempre sin un centro decisivo,
sin palabras mayúsculas, que son como humaredas
de sangre y de dolor, látigo, muerte.
El Vigilante De La Nieve (iv) - Antonio Gamoneda
de los hospitales andaluces); en la extremi-
dad del silencio, él oía la campanilla de los
agonizantes. Nos miraba y nosotros sentía-
mos la desnudez de la existencia. Velozment
En La Brecha - José de Diego y Benitez
si el cansancio tus miembros entumece;
haz como el árbol seco: Reverdece;
y como el germen enterrado: Late.

Fragmento Vi /1 De La Marcha De 150.000.000 - Enrique Falcón

Lamen todas las cuchillas las bocas de la tierra: lamento.
La caída de los brazos. Lamento.
Cien mil mujeres agitándose las venas. Lamento.
De Paso - Eduardo Zambrano
el destino.
Al más puro sentido clásico
regreso.

Tres Cosas - Baltasar del Alcázar
de amores el corazón,
la bella Inés, el jamón,
y berenjenas con queso.

Ya No Te Quiero, Pequeña - Mario Montalbetti
ahora amo a los caballos.

Mañana amaré a las islas
y pasado será alguna ave.