Esta obra es la segunda novela de ABRAHAM VALDELOMAR y consta de tres partes; los personajes principales de la novela, vienen a ser: El Narrador, la Dama desconocida y Abel Rosell.

En la primera parte El Narrador recuerda su llegada del viaje a la capital y a la dama que le impactó al narrador en una tienda de perfumes, la dama solo usaba un tipo de perfume “Flor de Lys” y no encontraba en la perfumería, luego el narrador la busca, hace entender que él poseé el perfume al final se la envía como regalo.

La segunda parte trata de los paseos y museos de Lima que hace el Narrador Protagonista, visita la quinta del Virrey Amat donde pone en imaginación sobre las estructuras, los jardines que eran inspiradas en La perricholi.

Una mujer encantadora de la época de quien se enamora el Virrey, luego visita los museos de la capital donde admira las obras artísticas de la época colonial, incaica, el narrador enaltece los cuadros de Ignacio Merino, las esculturas incaicas que en el fondo manifestaban representaciones de la vida y muerte de aquel pueblo.

El narrador hace diferencia sobre como era representada la muerte en la época colonial como en la época incaica:

un tambor anunciaba la muerte en la época incaica, en la época colonial la terrible Arquero de Baltazar Gavilán por último hace una referencia sobre la tumba del encomendero Francisco Pizarro y su catedral.

La última parte trata del viaje que debe realizar el narrador hacia la ciudad B, a visitar a la tumba de su amigo Abel Rosell y a conocer, las cosas fantásticas que le había escrito su amigo desde su llegada hasta su muerte quiso conocer a los personajes que su amigo Abel le contaba.

Pero lo más conmovedor es cómo en una ciudad de enfermos de tisis la muerte es ya natural, no hay miedo a la muerte sino vivir la vida lo mejor posible, disfrutar la vida en todas sus deminsiones porque ante la muerte no se podrá hacer nada, hasta saben cuando deben morir.

Al final recibe una carta de invitación a la Quinta de la Dama de perfumes, una hora antes de salir de viaje asiste a la invitación y le cuenta que debe salir de viaje, le cuenta el caso y dama le dice que no salga de viaje.

La novela termina en que el narrador no realiza el viaje. Descubre a Magdalena de Liniers (La dama misteriosa).

Libros relacionados